Ecoparque: contratación directa para un socio de Jorge Macri en Panamá

Según se publicó en el Boletín Oficial, la Ciudad pagará $588.000 para recibir asesoramiento del arquitecto Carlos Libedinski, presidente de una firma “offshore” en la que el intendente de Vicente López es secretario y director.


Warning: Illegal string offset 'rate' in /home/content/a2pewpnas01_data02/75/3937275/html/wp-content/themes/publisher/includes/functions.php on line 4794

La subsecretaría de Mantenimiento del Espacio Público encargó a través de una contratación directa un “servicio de consultoria, asesoramiento y asistencia técnica para el mantenimiento y restauración de edificios del ecoparque” por $588.000. El encargado de hacerlo será Carlos Eduardo Sebastián Libedinsky (CUIT N° 20-05623969-4).

Libedinsky es un arquitecto de 74 años, según fuentes periodísticas, muy amigo de la familia del presidente Mauricio Macri. Sin ir más lejos, diseñó el edificio de Palermo Chico donde en 2010 se mudó el por entonces jefe de Gobierno de la Ciudad.

Libedinsky también fue, según el Boletín Oficial, el afortunado destinatario de un subsidio que en Diciembre de 2010 le otorgó la adminitración de Mauricio Macri, a través del ministerio de Cultura -en ése entonces en cabeza de Hernán Lombardi-, como apoyo al Proyecto de Botellas y Frascos Figurativos: Informatización, fotografía y publicación del libro/catálogo explicativo destinado a fomentar el Patrimonio Cultural.

Según el sitio citado, cuando se dieron a conocer los Panamá Papers apareció una firma vinculada a Jorge Macri, actual intendente del partido de Vicente López. La empresa, constituida en Panamá, se llama LATIUM INVESTMENTS INC. Aparte de figurar Jorge Macri aparecen Enrique Fraga y Carlos Eduardo Sebastian Libedinsky.

Sin embargo, el interés de Carlos Libedinsky por el futuro del tradicional predio del barrio de Palermo (Comuna 14) parece genuino. En junio pasado, el diario La Nación publicó una dura carta de lectores firmada por él, en la que cuestionaba de punta a punta el proyecto para transformar el Zoo en un ecoparque.

Entre otros aspectos, Libedinsky afirmaba haber “quedado desolado ante el anuncio del gobierno de la CABA de transformar nuestro patrimonial zoológico en… ¿”ecoparque”? Como profesor titular de Ecología de la Arquitectura, he enseñado que un “ecoparque” es algo demasiado distinto de un zoológico”, señalaba en el texto difundido por el también tradicional matutino, desde hace un tiempo con asiento en Vicente López.

“Lo mejor que puede ser nuestro zoológico es… un jardín zoológico, compensando con tecnología actualizada las deficiencias que pudieran contener muchas de las magníficas moradas de animales. Muchos ejemplares pueden disfrutar del contacto con el hombre y han contribuido históricamente a la civilización: caballos, burros, dromedarios, elefantes, llamas, camellos, etc. Varios zoológicos consideran muy valiosa la experiencia directa, dentro de determinados patrones, de su contacto con el público infantil”, sostiene Libedinsky en su carta.

“La necesidad de un centro de recuperación, resguardo de especies amenazadas, técnicas actualizadas de exhibición zoológica, etc., es obviamente necesaria, pero de ninguna manera en un predio patrimonial e histórico de 18 hectáreas, sino en una reserva natural de 180”, agregó el arquitecto, entre otras críticas.

Al parecer, esas observaciones calaron profundo en el GCBA. Ezequiel Capelli, titular de la repartición, no dudó en convocar a Libedinsky, el socio de Jorge Macri en una empresa offshore, para colaborar por un jugoso monto en el proyecto oficial.

Aviso legal: colocar un enlace/link a la url de este artículo en caso de utilizar total o parcialmente su contenido. Todos los derechos reservados © Pura Ciudad.