El IVC escrituró un edificio en el barrio de Flores

Son 10 viviendas que pertenecen a la Cooperativa 28 de junio, ubicadas en Castañares y Mariano Acosta.

Los dueños del edificio construido por la Cooperativa 28 de junio firmaron hoy las escrituras de sus viviendas, ubicadas en la avenida Castañares y Mariano Acosta. Son 10 unidades funcionales que recibieron un crédito del Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) en el marco del Programa Viviendas Cooperativas.

La escrituración estuvo a cargo del Gerente de Regularización Dominial del IVC, Belisario Mazzeo Rizzo, quien destacó la importancia de tener el título de propiedad:“Hoy es un día fundamental, porque cada miembro obtiene su escritura de domino. Con esto se cierra una etapa, pero también se abre otra igual de importante. Ustedes asumen sus responsabilidades como propietarios y como miembros del consorcio que se constituye a partir de hoy”.

Del acto participaron los miembros de la Cooperativa, quienes organizaron un asado para festejar y destacaron la tarea conjunta y el esfuerzo compartido. Daniel Vázquez Gregotti, director del IVC subrayó: “Desde este momento, y después de muchos años de trabajo, ustedes son dueños de su casa y tienen los mismos derechos y obligaciones que el resto de los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires”.

La importancia de escriturar

La firma de escrituras tuvo lugar en el marco del programa Mi Propiedad, que el Instituto lleva adelante desde el año 2012, donde a través de la modernización de procesos y relevamientos de unidades escriturables, se trabaja para dar respuesta a la situación irregular de miles de familias, asistiéndolas e incentivándolas para que normalicen el dominio  de su vivienda, asegurando así el futuro del bien familiar y el cumplimiento de los derechos básicos del ser humano.

El escriturar implica que los beneficiarios pasan a ser legítimos dueños, adquiriendo un derecho real, en contraposición a un derecho personal que era el que tenían hasta el momento de la escritura. Asimismo, el hecho notarial incrementa casi al doble el valor de la propiedad, la que ingresa al mercado inmobiliario. El inmueble pasa a ser patrimonio del titular del documento, por lo que en el futuro pueden heredarlo sus descendientes y, a la vez, el escriturar le permite exigir más a los prestatarios de servicios.

 Fuente: Prensa IVC.

Tu calificación nos ayuda a mejorar: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando…

También podría interesarte

Comentarios

Cargando...
error: Content is protected !!