A 10 años del fallo por la Causa Mendoza, aún no se sabe cuándo sanearán el Riachuelo

La Corte Suprema convocó a funcionarios de ACUMAR, Provincia de Buenos Aires, CABA y Nación para que rindan cuentas sobre los avances en el cumplimiento de aquella sentencia de 2008. Vecinos protestaron porque querían participar.

A 10 años del fallo por la Causa Mendoza, este miércoles en la Corte Suprema de Justicia de la Nación se desarrolló una audiencia junto a funcionarios a la Autoridad Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), de Provincia de Buenos Aires, de la CABA y Nación. La sentencia de hace una década pedía resguardar la integridad de quienes vivían en el camino de sirga. También el saneamiento de las aguas. Sobre esto último no hubo precisiones por parte de las autoridades públicas.

El presidente del máximo tribunal, Ricardo Lorenzetti, junto a Elena Highton, Juan Carlos Maqueda, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti, escuchó los argumentos oficiales, quienes señalaron que solo resta liberar el 10% del camino de sirga en la CABA y el 13% en Provincia.

Agua y Saneamiento (AySA) informó que entre 2021 y 2023 se terminará el colector que recogerá las cloacas sobre el margen porteño, la planta de pre tratamiento de cloacas de Dock Sud y el emisario subfluvial de 12,5 kilómetros.

“Sabemos que hay una deuda histórica sobre la Causa Mendoza y que la situación general de la cuenca sigue siendo grave en términos sociales y ambientales, pero estamos seguros de que estamos sentando las bases de un proceso que nos permitirá acelerar las respuestas y las soluciones que la sociedad reclama”, expresó la titular de ACUMAR, Dorina Bonetti.

En los próximos días, la Corte se pronunciará sobre el grado de avance de la causa.

Fuera de la sala de audiencia estaban los vecinos de varias villas porteñas que querían disertar. No pudieron hacerlo durante. Contaban con la representación del Ministerio Público de la Defensa de la Ciudad de Buenos Aires.

El Defensor Adjunto de la Ciudad, Luis Duacastella, afirmó: “Los afectados no son el mero objeto de decisiones judiciales. Deben ser oídos y tomar parte adecuadamente de las decisiones que los involucren. Los vecinos organizados tienen derecho a efectuar consultas y reclamos que permitan la construcción de diálogos en la planificación y ejecución de políticas públicas. Ellos, desde siempre, fueron parte de la solución y no del problema”.

Las autoridades porteñas dijeron que restaba liberar el 10% del camino de sirga del Riachuelo en la zona capitalina. El Ministerio Público de la Defensa porteño indica que “a casi 10 años de la sentencia de la Corte Suprema de Justicia, 1.265 familias de las casi 2.084 aun no fueron relocalizadas, producto de la liberación del camino de sirga, lo que implica que más del 65% de las relocalizaciones están incumplidas”. El sector de la villa 21-24 de Barracas, que está fuera del camino de sirga, está ponderado de “muy alto riesgo” sanitario.

La información detalla que la villa 21-24 lleva más de dos años sin relocalizaciones y solo se han reparado ocho viviendas de las cientas que se necesitan de manera urgente. Según se especifica, las urbanizaciones de los asentamientos “El Pueblito” y “Magaldi” se encuentran detenidas desde el año 2011. En tanto, las soluciones para el barrio Lamadrid recién se encuentran en instancia de diseño.

El MPD indica que “los vecinos ya relocalizados siguen viviendo en riesgo y muchas de las viviendas entregadas no reúnen requisitos de vivienda digna, como es el caso del Complejo Urbano Mugica (ubicado en el barrio de Lugano) A la fecha no existe un conjunto de acciones públicas destinas a superar ese riesgo producto de la propia política de relocalización”.

Obtenga actualizaciones en tiempo real en su dispositivo, suscríbase ahora.

error: