Acosado por el caso Cromañón, Aníbal Ibarra renunció como defensor de CFK

El exjefe de Gobierno porteño se ocuparía de representar a la expresidenta en la causa por el memorándum con Irán, pero denunció una “operación mediática y política” que “ofende los valores democráticos”.

A siete días de asumir, el exjefe de Gobierno Aníbal Ibarra renunció al puesto de abogado defensor de Cristina Fernández de Kirchner en la causa en la que expresidenta es acusada por presunto encumbrimiento de los acusados iraníes mediante  el memorándum con Irán, aprobado por el Congreso nacional pero que nunca entró en vigencia.

“Motiva esta decisión la información de que han puesto en marcha una operación mediática y política para golpear sobre CFK utilizando -una vez más- la tragedia de Cromañón a estos fines”.

Ibarra señaló que, pese a haber sido sobreseído por la Justicia “por todos los jueces intervinientes en tres instancias diferentes”, debe lidiar con “agresiones”, “daños” e intervenciones en actividades y campaña electoral “algunas de ellas violentas”.

En el día de hoy, y -tal como había adelantado este medio- luego de dar por concluída la investigación, el juez federal Claudio Bonadío elevó a juicio oral la causa contra Cristina Kirchner, Héctor Timerman, Carlos Zannini y otros imputados originada por la denuncia que presentó antes de morir misteriosamente el fiscal Alberto Nisman, encargado de la Unidad Especial que investigaba el atentado a la AMIA perpetrado en 1994 con un saldo de 85 muertos.