ACUMAR tendrá oficinas modernas en Barraca Peña, una de las zonas arqueológicas más importantes de la Ciudad

Se invertirán $179.448.852 por los trabajos. Es una de las zonas arqueológicas más importantes de la Ciudad.

La Autoridad Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR) firmó un acuerdo con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que fue validado en la Legislatura local, para utilizar tierras de la Barraca Peña (avenida Don Pedro de Mendoza al 3000, La Boca, Comuna 4) durante 25 años. Es una de las zonas históricas más antiguas de la Capital Federal. Allí se construirá un moderno edificio de oficinas con 4.165 metros cuadrados para 450 empleados.

El Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad este viernes hizo el llamado a licitación pública con un presupuesto oficial de $179.448.852.

“El proyecto de oficinas para la nueva sede de ACUMAR se inscribe dentro de un proyecto integral que incluye la restauración de la antigua Barraca Peña y la construcción del nuevo Paseo Costero del Riachuelo”, exponen en la Autoridad. “Ambas intervenciones no solo buscan dinamizar el área, sino dotar de nuevos usos participativos a la ribera del Riachuelo”, añaden fuentes oficiales.

En la Barraca hay inmuebles históricos del siglo XIX. Uno de ellos es la pulpería. Se planea restaurarla y darle uso social. Hay una lanera, donde se estima que habrá un centro de interpretación para divulgar la historia de este terreno histórico.

El tercer lugar histórico es un galpón derrumbado. Bajo su suelo está enterrado el barco carguero español del siglo XVIII encontrado en 2008 en Puerto Madero

La Barraca Peña debe su nombre a Francisco de La Peña y Fernández, que en 1774 fundó una barraca para comerciar frutos. Es una de las zonas arqueológicas más importantes de la Ciudad.

Según expone la licitación pública para hacer el nuevo edificio, este inmueble albergará unos 450 empleados (al principio iban a ser 550), repartidos en cinco niveles. La planta baja “será libre y permeable” y “estará destinada a usos comunes”.

“El primer y segundo piso estarán destinados a oficinas generales (tipo action office) y despachos más cerrados para sala de reuniones y directores de las distintas áreas”, añaden fuentes oficiales. El tercer piso albergará el comedor principal y el consejo directivo. Contará con una terraza abierta que hará las veces de mirador privilegiado hacia la ribera y al conjunto histórico. El cuarto piso estará destinado a oficinas y despachos para directivos y presidencia.