Acuña dijo que la Ciudad insistirá con la apertura de espacios digitales en las escuelas públicas

La ministra porteña dijo que, pese al rechazo de este miércoles, antes Nación había dado el visto bueno de forma extraoficial para abrir los establecimientos. “No nos vamos a resignar a que sea la educación el tema en que no nos pongamos de acuerdo” dijo.

Tras el rechazo del Gobierno nacional, la ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, dio una conferencia este jueves y dijo que el Gobierno porteño insistirá en la reapertura de escuelas para que funcionen como espacios digitales para estudiantes que hayan perdido el contacto con docentes durante el aislamiento social. También criticó a las autoridades nacionales al señalar que, pese a la negativa informada este miércoles, ya habían “acordado con el ministro (de Educación de la Nación, Nicolás) Trotta la apertura de espacios digitales en las escuelas, y por eso el jefe de Gobierno (Horacio Rodríguez Larreta) lo anunció en una conferencia de prensa”.

Acuña dijo que la iniciativa del Gobierno porteño contempla la apertura de espacios digitales en las escuelas primarias y secundarias de gestión estatal de la Ciudad. Los espacios digitales son ambientes de la escuela (aulas, SUM o similar) que cuentan con el equipamiento y la conectividad necesarios para desarrollar actividades virtuales para la continuidad pedagógica, tales como encuentros sincrónicos, carga y descarga de archivos en diversos formatos, búsqueda de información en Internet, realización de actividades y tareas en línea.

Está destinado a aquellos alumnos que tienen poca conectividad en sus casas, carecen de dispositivos o para todo aquel que encuentre en la escuela un ámbito más apropiado para el estudio que su hogar. “Ese protocolo es sobradamente más seguro que el que aprobamos en el Consejo Federal”, afirmó Acuña. El mismo abarca a 634 escuelas (464 primarias y 170 secundarias), con un máximo de 15 chicos por cada escuela y con una capacidad máxima por turno de 9.510 alumnos.

La ministra dijo que “hace casi seis meses que el presidente, junto al jefe de Gobierno, vienen trabajando y poniéndose de acuerdo, no solamente en prevenir, asistir y poner en marcha la Ciudad, sino en dejar de lado la política partidaria, para hacer política por la gente y superar esta pandemia”.

En esa línea, aseguró que “no nos vamos a resignar a que sea la educación el tema en que no nos pongamos de acuerdo” y agregó que “vamos a seguir trabajando para llegar a un acuerdo para que chicas y chicos de la Ciudad vuelvan a tener las escuelas como espacio de referencia, de cuidado, de seguridad, de trabajo y desarrollo”.

A su vez, señaló: “Habíamos acordado con el ministro (Nicolás) Trotta la apertura de espacios digitales en las escuelas, y por eso el jefe de Gobierno lo anunció en una conferencia de prensa”.

La ministra también aclaró que el protocolo Conectate en la Escuela “no es un protocolo de vuelta a clases”. “Nosotros sabemos perfectamente que no están dadas las condiciones para la vuelta a clases, pero los datos epidemiológicos de la Ciudad nos permiten avanzar en pequeños pasos progresivos para que la escuela vuelva a ser el lugar donde los chicos tengan oportunidades de aprendizaje”, dijo.

“Aunque algunos siguen insistiendo de manera obstinada en que el problema es la conectividad, quienes tenemos hijos en las escuelas sabemos que es mucho más difícil que entregar una computadora. Sabemos lo difícil que es estudiar a distancia, lo difícil que es motivar a los chicos después de tanto tiempo, lo difícil que es aprender y ganar autonomía para tener estos espacios de aprendizaje a distancia”, dijo la ministra.

Y enfatizó: “Estamos dispuestos a seguir trabajando con el Gobierno nacional para ponernos de acuerdo en la manera. Si la que nosotros planteamos no es la manera que ellos consideran necesaria, encontrar una que sí lo sea”.

Al mismo tiempo, comunicó: “A estos 6.500 chicos que las escuelas identificaron que perdieron contacto con sus docentes, ya los estamos contactando, ya estamos trabajando y llamándolos a sus casas para entender cuál es la realidad y qué recursos del Estado necesitan para poder acompañarnos”.

Acuña describió que “algunas de las observaciones sanitarias” que hizo el Gobierno nacional del programa “tienen que ver con que lo compararon con un protocolo para la vuelta a clases”.

“Esto quiere decir que piden cuestiones vinculadas al transporte escolar, y para esta política en particular, de apertura de espacios digitales y de trabajo con los chicos más vulnerables, no estamos pensando en el traslado, estamos pensando en las acciones en las escuelas de cercanía”, aclaró.

Por último, la ministra destacó que “la enorme mayoría de los docentes hoy está trabajando, como hace cinco meses, desde sus casas, buscando herramientas para poder acompañar a sus estudiantes y yendo a las escuelas cada 15 días para la entrega de la canasta alimentaria, y acompañar a los papás y mamás que se acercan”.

El protocolo Conectate en la Escuela establece que los espacios destinados a esta actividad tengan un coeficiente de ocupación de una persona cada 15 metros cuadrados y que es obligatorio el uso de tapaboca en todo momento.

También indica que se deberá tomar la temperatura de todas las personas que ingresen al establecimiento, y sólo se permitirá el ingreso de estudiantes con turno previamente asignado, acompañados, en el caso de menores de 15 años, por una persona mayor conviviente o con su correspondiente autorización.

Esos turnos se entregarán escalonando los horarios de entrada y salida. Todas las computadoras serán desinfectadas luego de cada turno. Los espacios digitales estarán habilitados cuatro horas por día (de 10 a 14). Los turnos se otorgarán de acuerdo a la capacidad de los espacios y con un máximo de permanencia de dos horas.

La ministra Acuña estuvo acompañada por la subsecretaria de Coordinación Pedagógica y Equidad Educativa, Lucía Feced, y el subsecretario de Carrera Docente, Manuel Vidal.

Este miércoles, el Ministerio de Educación de la Nación rechazó el protocolo del Gobierno porteño para retomar la actividad presencial en escuelas. “No queremos exponer a los chicos al contagio”, dijo el ministro Nicolás Trotta.

El funcionario expuso en conferencia de prensa: “Esta mañana le comuniqué a la ministra Soledad Acuña que tenemos una voluntad de fortalecer el trabajo mancomunado, analizar cada uno de los puntos que plantearon para llevarlos adelantes y seguir trabajando con la Ciudad como con el resto pero nuestra responsabilidad primaria es cuidar a toda la comunidad educativa”.

Trotta le envió esta nota a Acuña: “Tengo el agrado de dirigirme a usted en respuesta a la presentación efectuada por su jurisdicción del Proyecto de Protocolo para el funcionamiento de Espacios Digitales en establecimientos escolares e implementación del Programa “CONECTATE EN LA ESCUELA”. Conforme al artículo 8° del Decreto de Necesidad y Urgencia N° 677/2020, a lo establecido por la Resolución N° 364/2020 del Consejo Federal de Educación y por la Resolución N° 1036/2020 de esta cartera, habiéndose expedido la Comisión Ad Hoc (conforme consta en Acta con N° de Orden 76 del Expediente de la referencia), y del análisis efectuado por la misma (N° de Orden 75) documentos que se adjuntan embebidos a la presente, este Ministerio no presta conformidad para el desarrollo del proyecto precitado”.

“Compartimos su preocupación por el impacto educativo y subjetivo que la suspensión de las clases presenciales conlleva. En pos de las desigualdades que se han puesto de manifiesto con mayor crudeza como consecuencia de la pandemia, venimos trabajando en la construcción de diversas estrategias para su abordaje, acciones que involucran a las 24 jurisdicciones. Se debe profundizar el despligue, en cada territorio, de políticas socioeducativas integrales que den respuestas a las necesidades de los sectores que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad, implementando acciones que acerquen a la escuela a cada hogar sin exponer a la comunidad educativa en una realidad epidemiológica compleja”.

“Sepa Ministra, que tengo un compromiso activo con el regreso presencial a las escuelas en todo el país siempre que la situación epidemiológica lo permita. Usted conoce cuáles son los avances, las adecuaciones y los cambios que hasta el presente se han efectuado en las jurisdicciones que retornaron a las actividades presenciales, en situaciones epidemiológicas de baja o nula circulación del virus COVID-19. Es nuestra vocación continuar trabajando con cada una de las jurisdicciones, impulsando las medidas y acciones que permitan proyectar un progresivo y cuidado regreso a las actividades educativas presenciales, siempre priorizando la salud de toda la comunidad. Por lo expuesto, quedamos a su disposición junto con mi equipo para continuar trabajando colaborativamente en todas aquellas decisiones que prioricen el cuidado de nuestras niñas, niños, adolescentes, jóvenes y equipos docentes, auxiliares y directivos, asegurando el ejercicio del derecho a la educación”.

Tras el anuncio de Nación, el gremio Ademys dijo: “Gracias a la enorme organización y resistencia desplegada por las escuelas y distritos, en todas las áreas y diferentes programas; gracias a los cientos de pronunciamientos y manifestaciones de rechazo de la docencia, las familias y comunidad en general, que se expresaron en múltiples asambleas de escuelas y de distritos; gracias también al rol que jugó nuestro sindicato Ademys que convocó a una muy masiva asamblea abierta de la docencia, que votó el paro y el inicio de un plan de lucha si el gobierno no retrocedía; se logró dar vuelta momentáneamente esta prematura apertura de clases. El Ministerio de Educación de la Nación – que se había manifestado de acuerdo con la propuesta de Larreta-, tuvo que retractarse, por lo que informó oficialmente que no avalará el protocolo de vuelta a clases presenciales que pretendía ser aplicado por el gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta”.

“La organización desde abajo que promovemos fuertemente desde Ademys, la contundencia del rechazo colectivo, logró torcer el brazo a ambos gobiernos. Al tiempo que valoramos este importante paso, que pone de manifiesto la potencialidad de nuestro gremio cuando se pone de pie y pelea junto a las familias, alertamos sobre los seguros nuevos intentos de una vuelta progresiva a las aulas como se ha firmado en el CFE, aún cuando siguen sin existir las condiciones epidemiológicas para que ello se realice sin poner en riesgo la salud y la vida de las y los estudiantes, los trabajadores y trabajadoras y las familias. Al mismo tiempo, vale señalar que la comunicación oficial de Trotta a Acuña no aprueba el protocolo presentado por Ciudad, pero hace cargo por completo a la jurisdicción de garantizar el acceso a las herramientas digitales necesarias para paliar las desigualdades a las que hace referencia y que, obviamente, existen de sobra. Se refiere a “estrategias” sobre las cuales estaría trabajando para abordar esas desigualdades, pero no conocemos ninguna hasta el momento”.

“Y, por supuesto, el gobierno de la Ciudad no va a desarrollar ninguna de esas “políticas socioeducativas”, como viene demostrando. Básicamente porque no le importan en lo más mínimo las y los pibes de la escuela pública, y mucho menos las y los pibes pobres. Festejamos este triunfo, pero seguimos alertas y reclamando por todas nuestras reivindicaciones. Exigimos equipos y conectividad para todxs lxs estudiantes y docentes; Exigimos alimentos en cantidad y de calidad para todas las familias; Exigimos ingreso de emergencia para lxs docentes sin cargo; No a los ceses a los suplentes; No al congelamiento salarial”.