Alberto Fernández dijo que en la CABA se amesetaron los contagios: “Confiamos en que empiece a bajar en algún momento”

El presidente de la Nación coincidió con el análisis del Gobierno porteño. “Estamos lejos de haber resuelto el tema”, dijo y enfatizó que la tasa de decesos en CABA es de 523 casos cada 1.000.000 habitantes, la más alta del país.

Este viernes en la Quinta de Olivos, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, se refirió a la situación epidemiológica en la Ciudad de Buenos Aires. Coincidió con las autoridades porteñas y señaló que los contagios están bajando, con respecto a la semana anterior, por lo que se espera que en “algún momento” empiecen a bajar.

Al anunciar la continuidad de la cuarentena, Fernández dijo que en la CABA se logró “amesetar los contagios en un numero alto, pero hay cierta meseta. Confiamos con el jefe de Gobierno (Horacio Rodríguez Larreta) que la meseta empiece a bajar en algún momento”.

“Me dicen los expertos que el Gran Buenos Aires sigue el mismo camino, pero el GBA tiene una densidad demográfica más grande, crece como CABA y en algún momento se ameseta y baja. Por los datos, en GBA esto pasa entre dos y tres semanas después que CABA”.

De todos modos, el jefe de Estado dijo: “Estamos lejos de haber resuelto el tema”.

Noticias relacionadas

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, indicó: “Llevamos cinco semanas de casos amesetados, en un nivel alto. La tasa de duplicación nos da 43 días. La Ciudad es por lejos la zona de mayor densidad de Argentina, pero vemos que tenemos un 11% de los barrios con el R superior en 1. Ponemos énfasis en estos barrios. Nos basamos en el testeo preventivo y el aislamiento para cortar la cadena de contagio, es lo más importante que estamos haciendo”.

Mencionó que la tasa de mortalidad de la CABA es la más alta del país, con 523 decesos cada 1.000.000 habitantes. El AMBA tiene 270 decesos, el GBA llega a 213 y el resto de la Provincia de Buenos Aires, 174 decesos.

En la Ciudad de Buenos Aires la ocupación de Unidades de Terapia Intensiva (UTI) está en el 75%, contando el sector público y privado, agregó Fernández sobre la situación porteña.

Fuera de AMBA, Fernández dijo que el virus “se expandió” en todo el país. Por este motivo habló con los gobernadores provinciales. “Todos atribuyeron el aumento a una mayor circulación”.

“El gran problema son las reuniones sociales, el virus circula con mas facilidad”, dijo el presidente, pero de todos modos dijo: “Quiero agradecerle a inmensa mayoría de los argentinos que están cumpliendo con las indicaciones del sistema sanitario”.