Alertan sobre los peligros del proyecto para quemar la basura

Referentes de la oposición porteña, recuperadores urbanos y entidades como Greenpeace realizaron un debate en la Legislatura porteña.

Los legisladores porteños Andrea Conde, María Rosa Muiños, Victoria Montenegro, Santiago Roberto y Claudio Heredia, el Defensor del Pueblo Adjunto de las Ciudad de Buenos Aires, Gabriel Fuks y la presidenta de la Auditoría General de la Ciudad, Cecilia Segura; Greenpeace, la Fundación Ambiente y Recursos Naturales, Salud Sin Daño, las organizaciones de trabajadores CTEP, MTE, Recuperadores Urbanos del Oeste y la Cooperativa El Álamo, Roberto Baigorria director del Consejo de Organizaciones Sociales de la Defensoría y Silvia Ferreyra, asesora en temas ambientales de la agrupación Libres del Sur, participaron de un debate en el que alertaron su oposición al proyecto para la “termovalorización enegética” de la basura, lo que implica la inicineración de residuos sólidos urbanos y la consecuencia reducción de toneladas que se envían a rellenos sanitarios del CEAMSE en suelo bonaerense.

“La impresión que estamos teniendo es que hay una velocidad en el tratamiento que el Ejecutivo porteño le está imprimiendo a este tema que no se condice con el impacto que percibimos va a tener en el futuro laboral de las casi 5 mil personas que trabajan en torno a la ley de Basura Cero -preocupación central de la Defensoría- como en la dimensión ambiental por lo que implicaría como riesgo la incineración de residuos. Por eso nos parece necesario se amplíe la información. Estos encuentros van en este sentido”, dijo Gabriel Fuks en la apertura de la reunión.

Por su parte, la presidente de la Auditoría porteña, Cecilia Segura, hizo referencia a los constantes problemas que el organismo de control tiene con el acceso a la información, “Uno de los problemas que vemos continuamente en la Auditoría respecto al tema del manejo de la basura es la dificultad de acceder a la información, que es un recurso clave para poder discutir entre todos, dijo, y agregó: “Nosotros auditamos la Dirección General de Limpieza y el contrato de recolección y vemos que efectivamente todas las políticas que están destinadas a la reducción de residuos son las más desfinanciadas. Los recuperadores urbanos, que son los únicos actores de todo el sistema que trabajan en la reducción de la cantidad de residuos, son aquellos que menos sostenimiento tienen en términos presupuestarios. Por eso nos parece inaceptable que el gobierno hable de los problemas con la cantidad de basura como si ellos no tuvieran ninguna responsabilidad”.

Tras esta intervención tomó la palabra Victoria Montenegro: “Yo integro la comisión de ambiente, la reunión que tuvimos sobre este tema fue vergonzosa. Nos hubiera gustado venir acá con alguna información, con alguna respuesta o con algo más de claridad sobre este proyecto pero no fue posible. Comparto la preocupación por los trabajadores y por el impacto ambiental que podría provocar en caso de que se instale esta nueva tecnología. Por eso es importante esta reunión con las organizaciones y especialistas para poder nutrirnos para un debate que ojalá se dé sobre este tema que es tan importante para todos”.

A su turno, Santiago Roberto señaló: “La incineración, además de producir contaminación y enfermedades, también genera desocupación: si la modificación se aprueba, se pondría en riesgo la fuente de trabajo de más de 5 mil recicladores.

Sin duda Cambiemos está disfrazando al fracaso de la ley Basura Cero. En 10 años que llevan en el gobierno, tuvieron los recursos suficientes para cumplir con las metas establecidas. Lo importante y el gran desafío que tenemos es que esto trascienda de la discusión de la Legislatura, porque el oficialismo ya tiene los votos suficientes para modificar la ley a su medida”.

Finalmente la legisladora Andrea Conde dijo que “es muy importante reunirnos y trabajar en un diagnóstico que le dé claridad a todos los porteños sobre las consecuencias que puede tener el proyecto de Larreta para incinerar basura en la Ciudad. Nos preocupa lo que puede pasar con las cooperativas de cartoneros que están en riesgo de perder sus trabajos y el deterioro de la calidad del aire y la salud de los vecinos que hoy se verían seriamente afectados por la emanación de sustancias tóxicas que derivan de la incineración. Y todo porque el Gobierno de la Ciudad no pudo cumplir con las metas de la Ley de Basura Cero”.

Mauro Fernández, especialista en política climática y energética de Greenpeace Argentina marcó la posición de la organización ambientalista “Se estaría vulnerando completamente el espíritu de la ley de Basura Cero si se avanza en un sistema de tratamiento de residuos lineal, donde todo termina en el incinerador y no se incluye el trabajo de los recuperadores urbanos. Si algo se hizo durante muchos años con la ley de Basura Cero -a pesar de haber fracasado consecuentemente con cada una de las metas, que es un fracaso político de la fuerza que gobierna la ciudad los últimos 10 años-. Repito. si algo se hizo, lo hicieron los trabajadores que hoy están sentados en esta mesa.”

Otra de las voces que se escuchó en el encuentro fue la de los trabajadores: “Hay una consigna bastante vieja ya, que no nosotros no levantamos, pero que es una realidad: nosotros somos hombres y mujeres que hemos generado trabajo de una bolsa de basura. Y hace muchos años que intentan hacernos creer que valemos muchísimo menos que eso. Y nos han maltratado y faltado el respeto. Nosotros somos cartoneros y es un orgullo, pero se equivocan mucho si creen que por eso nos van a tirar así nomás, en una mesa, un proyecto de incineración.”, enfatizó Jackeline Flores, del MTE, quien cerró: “No es que la ley de Basura Cero fracasó, es que el gobierno la hizo fracasar”.

En el cierre del encuentro, los participantes volvieron a hacer referencia a la falta de información con la que se cuenta y coincidieron en darle continuidad en futuras reuniones para seguir trabajando sobre el tema.