Allanaron el domicilio de Víctor Hugo Morales para embargarle bienes: “Se llevan cosas muy queridas”

El comunicador, que regresó esta semana a la pantalla de C5N, perdió un juicio ante Cablevisión y venía atrasado con los pagos.

Un oficial de Justicia y una escribana se presentaron en el domicilio de Víctor Hugo Morales, en el barrio porteño de Puerto Madero (Comuna 1) para embargarle bienes en el marco del juicio que el periodista perdió ante Cablevisión S. A. por haber pasado en su programa en Canal 7 un partido en el año 2000 entre Boca Juniors y Real Madrid, cuyos derechos habían sido adquiridos por la empresa del Grupo Clarín, y que para poder verlo había que estar abonado.

Cuadros, lámparas y hasta un piano figuran entre los objetos de valor que la Justicia busca quitarle al relator uruguayo, que enfrentó a los funcionarios judiciales, pero finalmente permitió que se hicieran de alguno de sus cuadros.

“De los tres millones de pesos ya pagué dos”, advirtió Morales, y aseguró que el cuadro que se llevaron “Cancelaría la totalidad de la deuda”, aunque se quejó de que la tasación oficial planteaba una base de remate significativamente menor.

“El pago va lento porque ahora tengo pagos menos remunerados que en otras épocas, he vuelto a C5N sin siquiera arreglar los términos de mi contrato”, reconoció el  locutor, que esta semana regresó a la pantalla chica.

El contrato entre Boca Juniors y Cablevisión, firmado el 13 de octubre de aquel año, contemplaba los derechos exclusivos de radio, televisión abierta y cerrada, y de cualquier otro medio o soporte audivisual. La compañía sería la única que podría comercializar publicidad durante la transmisión. Cablevisión vendió derechos a su vez con distintos cable operadores del interior, y a América TV para la trasmisión de TV abierta. ATC ofreció pagar por la transmisión diferida, pero luego rescindió esa oferta.

Pero cuando se estaba jugando el partido, “se vieron por el canal TV en el programa Desayuno diversos pasajes del partido en vivo y en directo ”, rezaba la demanda que también sostiene que “La transmisión contó con relatos intermitentes del conductor y se vio el partido a media pantalla y pantalla entera -agrega- Esa transmisión fue realizada con mala fe, a sabiendas y utilizando un ardid técnico”.

Sin embargo, Morales sostiene que él no era director ni productor del programa, por lo cual siempre planteó que, el hecho de que hayan apuntado solo contra él, responde más a razones políticas y relacionadas a las fuertes críticas que a través de los años hizo al multimedios, al que acusó en reiteradas ocasciones, entre otras cosas, de “haberse robado el fútbol”.

Lo cierto es que, a nivel judicial, la sentencia a favor de Cablevisión fue ratificada por un fallo de Cámara y, por su parte, la Corte Suprema de Justicia rechazó el pedido de Morales de revisar el expediente, por lo cual el fallo quedó firme.

Audio: Víctor Hugo se enteró mientras estaba en el aire y abandonó el programa