Angelici y D’Onofrio pidieron que la final Boca-River se juegue sin público visitante

Los presidentes de ambos clubes se desmarcaron del deseo de Mauricio Macri, quien garantizó los operativos de seguridad necesarios.

Este domingo, los presidentes de los clubes Boca Juniors y River Plate, Daniel Angelici y Rodolfo D’Onofrio, manifestaron su intención de jugar los dos partidos de la final por la Copa Libertadores sin público visitante, pese a que el presidente de la Nación, Mauricio Macri, había insistido y garantizado un fuerte operativo de seguridad. Además, ambos pedirán que los partidos se hagan los domingos 11 y 25 de noviembre, en vez de los sábados 10 y 24.

Angelici y D’Onofrio expresaron al aire de América: “Acá vamos a coincidir los dos. Esto se tendría que haber resuelto de otra manera. No puede ser que los presidentes de los clubes no sepamos cuándo nos toca jugar. Fijaron una fecha y no nos preguntaron”.

“Un día me levanté y me enteré que nos cambiaban el día y el horario, que pasábamos de jugar los miércoles a los sábados. Otro día me levanté y me enteré que teníamos que jugar con visitantes”, dijo D’Onofrio.

Sobre la voluntad de Macri de hacer los partidos con público visitante, Angelici dijo: “Lo hizo de buena leche porque es un apasionado del fútbol. Sé lo apasionado que es. Si no hubiera sido por él, yo no sería presidente del club”. D’Onofrio agregó: “No hablé con Macri, no tengo relación. Me sorprendió lo que dijo. Fue un error del presidente, no tengo dudas”.

“Para darle 4.000 localidades a River, tengo que dejar 4.000 socios afuera. Y además tengo que dejar un pulmón entre la tribuna visitante y la de Boca. No puedo poner ni a la venta esas 4.000 entradas. En los clubes hay política. Están las peñas. Es una complicación”, dijo Angelici.

“No nos da la capacidad del estadio. Hicimos una reestructuración de la Centenario Alta”, agregó D’Onofrio.

Sobre la fecha, hubo un reclamo de la comunidad judía para que los partidos se hagan los domingos. El Shabat comienza con la primera estrella del viernes y termina con la primera estrella del sábado.

“Nos están pidiendo que no juguemos el sábado. Nosotros tenemos un Boca Kosher y es increíble la gente que va a cada partido”, dijo Angelici. “El problema es que directamente no lo pueden ver ni por televisión”, añadió D’Onofrio.