Ante denuncias por reuniones sociales y el uso del SUM o gimnasios, Ciudad pide a los consorcios que hagan cumplir el aislamiento

Mantiene comunicación directa con los administradores y encargados y los informa cada vez que el edificio recibe una denuncia.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires pidió a los consorcios porteños que garanticen el cumplimiento del aislamiento social obligatorio. Es ante la recepción de miles de denuncias sobre reuniones sociales y el uso de lugares comunes como SUM, piletas, gimnasios, algo que está prohibido mientras haya cuarentena.

El secretario de Atención Ciudadana, Facundo Carrillo, dijo: “Pedimos responsabilidad a quienes no respetan el protocolo de aislamiento, y agradecemos mucho el compromiso y la colaboración de los vecinos que nos ayudan denunciando al 147 a quienes incumplen la cuarentena obligatoria,  la prevención del coronavirus es una responsabilidad de todos”.

A través de la línea 147 se recibieron desde el lunes 16 de marzo 31.175 llamados de los cuáles 14299 tuvieron como eje central al coronavirus. La principal problemática reportada por los vecinos en el incumplimiento de la cuarentena con 6833 reportes, le sigue la solicitud de información en relación a los protocolos 5829 llamados y las consultas sobre la sintomatología 1637.

En tal sentido , se han constatado, entre otras violaciones a la norma señalada, la realización de reuniones sociales y  utilización de los espacios comunes como el Sum, quinchos, patios, piletas, gimnasios, etc ; conductas todas ellas, penadas por los artículos 205, 239 y concordantes del Código Penal.

Desde la Ciudad advirtieron que el no cumplimiento de la cuarentena viola lo dispuesto por el artículo 2º del Decreto de Necesidad y Urgencia Nº 297/2020 , respecto al “aislamiento social, preventivo y obligatorio”, que establece específicamente que “no podrán realizarse eventos culturales, recreativos, deportivos, religiosos, ni de ninguna otra índole que impliquen la concurrencia de personas”.

La Ciudad pedirá a los administradores de consorcios que consideren flexibilizar el tiempo de ausencia del trabajador para posibilitar al menos dos salidas diarias para lograr el abastecimiento básico de personas en alto riesgo.