Ante la cancelación del ATP, cierra la Librería de las Luces

Mediante un comunicado, Fundación El Libro pidió intervención estatal para evitar que otros establecimiento del rubro corran el mismo destino.

Este viernes la Fundación El Libro emitió un comunicado donde da cuenta que está en proceso de cierre definitivo la Librería de las Luces, ubicada desde hace 60 años sobre la avenida de Mayo. Su actual locación es al 979, en Monserrat (Comuna 1). Se lo atribuye a “una situación económica que se le hace insoportable” y por eso mismo solicita intervención estatal para evitar que otros negocios corran la misma suerte.

El comunicado de Fundación El Libro señala: “La suma de cuatro años de caída de ventas y de aumento desmedido del costo de los servicios, más la pandemia/cuarentena -que redujo las ventas a un 10/20% respecto de los ya muy bajos niveles del 2019-, se completó con la cancelación del auxilio del ATP, que aportaba una parte de los salarios. Esta situación de pérdidas operativas mensuales y el incremento de deudas con la seguridad social hacen inviable su continuidad, de no mediar un auxilio importante del Estado Nacional y/o de la Ciudad”.

“La “Librería de las luces” está ubicada en una zona especialmente castigada por la pandemia: el microcentro porteño, que casi no tiene circulación de público. Pero esta situación especial no la diferencia demasiado del resto de las librerías del país, que están pasando el momento de mayor angustia económica en décadas y que ya ha llevado a otras al cierre o a comenzar el camino para ello. Llamamos la atención de los gobiernos nacional y provinciales (en este caso puntual al de la C.A.B.A.) sobre la crisis terminal del sistema de librerías, que ha sido un orgullo del país. La indiferencia de los poderes públicos frente a esta situación condena a muchas de ellas al cierre, como única salida para los quebrantos mensuales sucesivos”.

Noticias relacionadas

“Por eso, la necesidad de intervención estatal es imprescindible y urgente. No valdrá implementarla “post mortem”, con planes de reapertura o episodios mediáticos de conmiseración o análisis de “planes de rescate” o similares. Librería que cierra, que desarma sus anaqueles y liquida su valioso fondo editorial, no reabre más. Las empresas culturales han sido especialmente dañadas por la pandemia/cuarentena, por motivos por todos conocidos e incluso reconocidos por los gobiernos. Dentro de ese universo, las librerías argentinas son el eslabón más débil y más perjudicado, que necesita los apoyos más importantes y urgentes, cuando a la vez representan en canal comercial principal de la industria del libro y actúan como valiosos agentes culturales”.

“Como Fundación El Libro, entidad conformada por los representantes de autores, gráficos, editores y libreros, dedicada a la promoción del libro y la lectura, queremos llegar con este grave problema a la consideración de las autoridades, también a su corazón, a su condición y sensibilidad de lectores, en un país en el que casi todos los ciudadanos pueden representarse una librería que ha sido importante en sus vidas, para que echen mano a soluciones antes que sea tarde. Luego no valdrán de nada los lamentos. Nos ponemos a disposición para el intercambio de ideas, en busca de alternativas posibles y a favor del conocimiento que tenemos del sector”, concluye Fundación El Libro.

Esta entidad está compuesta por: Cámara Argentina del Libro (CAL); Cámara Argentina de Publicaciones (CAP); Sociedad Argentina de Escritores (SADE); Federación Argentina de Librerías, Papelerías y Afines (FALPA); Federación Argentina de la Industria Gráfica y Afines (FAIGA), Sector Libros de la Cámara Española de Comercio (CECRA).