Ante legisladores porteños, vecinos de Palermo pidieron encarcelar trapitos y clausurar centros culturales con música alta

Pura Ciudad estuvo presente en el encuentro que se desarrolló en la Casa Polaca del barrio y donde los representantes Marcelo Depierro y Gastón Blanchetière señalaron que se trabaja para acordar el mayor consenso posible.

Este lunes a media tarde se desarrolló una charla con vecinos de Palermo en la Casa Polaca del barrio (Borges 2076, Comuna 14) sobre el nuevo Código Contravencional que promueve el Poder Ejecutivo porteño y que ahora se discute en la Legislatura local. Las quejas principales de los asistentes fueron por la música alta en boliches y centros culturales de la zona del Soho. También pidieron que los trapitos reciban penas de cárcel para desalentar su actividad en el espacio público.

El encuentro fue organizado por la Dirección General de Vinculación Territorial de la Legislatura porteña, a cargo de Adriana Montes. Estuvieron presentes los legisladores Marcelo Depierro (Mejor Ciudad) y Gastón Blanchetière (Confianza Pública en el interbloque oficialista Vamos Juntos).

Entre los vecinos había muchos propietarios de departamentos y dueños de hoteles boutique. Se quejaban porque la música en centros culturales y boliches estaba fuerte a altas horas de la noche y rebotaba en sus hogares o lugares de trabajo.

Depierro dijo que “se trabaja para poner límite en decibeles” y así evitar que los vecinos padezcan. Sin embargo, los presentes dijeron que las veces que hicieron reclamos no pudieron aplicar penas contra los locales bailables. Dijeron que en algunos casos se violan las fajas de clausura y en otros hay cautelares en favor de los locales, pese a los niveles de ruido.

“La fiscalía es la que decide. Aparte, la policía a veces le apretás el botón para llamarla y no pasa nada”, dijo Depierro. “Sienten que dejaron de ser federales y eso no les gusta”, añadió.

“Para los centros culturales recibir una medida cautelar en su favor es una licencia de corso, no los clausuran y pueden hacer cualquier cosa. No cualquier centro cultural accede a una cautelar, hay un partido político detrás. Hay algunos lugares que van con la chapa de centro cultural, pero detrás hay otra cosa”, dijo Depierro.

“Se votó el Distrito Joven en la Costanera Norte para que estos lugares migren para descongestionar los barrios”, añadió.

El legislador de Mejor ciudad opinó que el nuevo Código es “una buena ley en un mal momento”: “Cuando ingresó en marzo era otro el contexto social. A una persona que cuida coches por necesidad ponerla en la cárcel es mucho. Sí hay un consenso que son mafias las que cuidan coches en espectáculos deportivos, por ejemplo”.

Ante las quejas de los vecinos, Depierro dijo sobre el debate del nuevo Código Contravencional: “La Ciudad tiene protocolo antipiquete y no se aplica. Por eso, buscamos una ley que se pueda cumplir”.

Blanchetière habló sobre el artículo 85 del proyecto de nuevo Código. Es sobre ruidos en el espacio público. Agrupaciones culturales hicieron marchas al frente de la Legislatura porque interpretaron que era una forma de perseguir a los artistas callejeros. Legisladores porteños y el Ministerio de Cultura lo negaron. “Se habló sobre la murga, pero era más profundo el debate de este Código. Aparte, nadie está en contra de la murga”, dijo.

Depierro dijo que “la Legislatura porteña no es la escribanía del jefe  de Gobierno”. Por eso, opinó junto a Blanchetière, que el Código tendrá la mayor cantidad de consensos posibles con los bloques de oposición, muchos que rechazan las penalidades a trapitos. “Es voluntad de Horacio Rodríguez Larreta que se apruebe pronto”, dijeron de todos modos.

Estuvieron presentes también Alejandro Pérez, presidente de la Junta Comunal 14; Ezequiel Molina Gauto; Director General de Coordinación de Asuntos Interjurisdiccionales de la Legislatura porteña; Ricardo Rodriguez, Director General de Colectividades de la Legislatura; Juan Manazzoni, Director General de Relaciones Institucionales de la Legislatura; Diego Capuya, Subsecretario de Relaciones Políticas e Institucionales en la Legislatura.