Aparecieron decenas de murciélagos muertos en veredas tras las fumigaciones para prevenir casos de rabia

Proteccionistas denuncian que se viola la Ley Nacional 23.918, mediante la cual Argentina adhirió a la Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres.

Luego de que el Instituto de Zoonosis Luis Pasteur haya advertido la presencia murciélagos con rabia en el barrio porteño de San Nicolás (Comuna 1), se intensificaron las fumigaciones en el centro porteño. De este modo, en los últimos días se volvió usual ver veredas llenas de estos mamíferos muertos.


La foto que ilustra esta nota es la vereda de la calle Adolfo Alsina al 1600, en la zona del macrocentro del lado de Monserrat.

Desde la entidad proteccionista Murciélagos Argentina dijeron: “Están matando murciélagos protegidos por la Ley Nacional 23.918, mediante la cual Argentina adhirió a la Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres, firmada en Bonn en 1979. Se le informa a la Administración del edificio acerca de la ley nacional e internacional que protege estos animales y sobre la prohibición de fumigar con veneno y contestan (sic): Vamos a seguir matándolos igual porque los abogados así no pueden trabajar en sus oficinas”.

El director del Pasteur, Oscar Lencinas, asegura: “La rabia en la Ciudad está controlada, pero no erradicada” y “el murciélago no es plaga, sino animal nativo. Estaba aún antes de la fundación de Buenos Aires”.

El Año pasado, el Instituto de Zoonosis contó 18 casos positivos sobre un total de 317 muestras. El instituto sólo analiza los murciélagos que llegan al Instituto o son reportados por vecinos de la Ciudad: van al lugar, los retiran y luego estudian. En 2017, fueron seis infectados sobre un total de 260.