Aprueban en primera lectura el DNU que limita los permisos de obras mientras se discuta en la Legislatura porteña el nuevo Código Urbanístico

La medida busca impedir que se aprueben obras nuevas o ampliación “de edificios de perímetro libre regulados en los parágrafos 4.3 del Código de Planeamiento Urbano y cuya altura entre en contradicción con los parámetros en discusión en el Proyecto de Código Urbanístico”. No afecta a los permisos ya aprobados.

La Legislatura porteña ratificó, en primera lectura, el Decreto de Necesidad y Urgencia -DNU- firmado por el Jefe de Gobierno Horario Rodríguez Larreta y refrendado por todos sus ministros. Se trata de disposiciones transitorias referidas a permisos de obras y planeamiento urbano durante el lapso en que la Legislatura se encuentra analizando el nuevo Código de Urbanismo y hasta tanto sea sancionado como ley.

Por tratarse de una temática de planeamiento urbano, ahora el tema deberá ser tratado en Audiencia Pública antes de la ratificación definitiva en segunda lectura.

El DNU es el Nº 1/2018, del 4 de abril de 2018, donde se establece que “los trámites para solicitar permisos de obras nuevas o ampliación iniciados ante la Dirección General de Registro de Obras y Catastro, con anterioridad a la fecha de publicación del presente Decreto, continuarán su tramitación conforme la reglamentación vigente a la fecha”.

También decreta “suspender por 180 días los trámites de las solicitudes de permisos de obra nueva o ampliación que soliciten edificios de perímetro libre regulados en los parágrafos 4.3 del Código de Planeamiento Urbano y cuya altura entre en contradicción con los parámetros en discusión en el Proyecto de Código Urbanístico”.

Esta suspensión -se aclara- “no alcanza a las tramitaciones de permisos de obra nueva o ampliación, que a la fecha de su publicación tuviesen otorgada la factibilidad del proyecto de obra, mediante acto administrativo dictado por la Dirección General de Interpretación Urbanística”.

El dictamen de mayoría de la Comisión de Asuntos Constitucionales, consideró que “resulta razonable y necesario adoptar medidas de carácter extraordinario que eviten que durante el trámite de eventual sanción del proyecto de Código Urbanístico, se presenten situaciones que se contrapongan con el objetivo del proyecto en cuestión, en particular en materia de las alturas permitidas en edificaciones de perímetro libre, así como situaciones de asimetría o especulación que deriven en efectos contradictorios”.

En minoría, Unidad Ciudadana firmó un despacho que proponía rechazar el DNU, alegando falta de fundamentación suficiente ya que -argumentaron- “el Poder Ejecutivo no puede, bajo pena de nulidad, emitir disposiciones de carácter legislativo, máxime cuando la Legislatura está en período de sesiones ordinarias”.

En el debate hablaron Diego Marías (VJ), presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, quien explicó las razones y los alcances del decreto; Roy Cortina (PS), Carlos Tomada (UC), quien aseveró que el DNU “vulnera la división de poderes”, Gabriel Solano (FIT), Sergio Abrevaya (Gen) y Victoria Roldán Méndez (VJ), quien como presidenta de la Comisión de Planeamiento Urbano pronosticó “un tratamiento extenso, arduo y profundo del nuevo Código Urbanístico” y aclaró que el decreto gubernamental “es para evitar la especulación financiera”.

En primera lectura, se ratificó el DNU por 41 votos positivos de VJ, PS, S+, Gen, MC y 15 votos en contra de UC, BP, FIT y AyL.

Obtenga actualizaciones en tiempo real en su dispositivo, suscríbase ahora.

error: