Noticias de Buenos Aires

Aprueban la primera lectura para hacer el complejo de torres Catalinas Sur II

Se validó con 33 votos positivos. Habrá una audiencia pública. Vecinos de La Boca, que habían hecho un proyecto alternativo, protestaron en las gradas.

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó este jueves con 33 votos positivos, 14 en negativos y 11 abstenciones la primera lectura del Convenio suscripto entre el Poder Ejecutivo porteño y la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) para rezonificar un terreno en el barrio porteño de La Boca (Comuna 4) donde se construirá el complejo de torres Catalinas Sur II (Expediente 2237-J-17). Habrá una audiencia pública y una segunda votación final. Una vez validada la norma, la AABE tendrá hasta 24 meses para vender el lote en cuestión. Tenía despacho de minoría y no se trató un proyecto hecho por vecinos para convertir al lote en un área ambiental de gestión participativa (Expediente 1250-P-17).

El predio en cuestión está ubicado en Brasil, Caboto, Gualeguay, Arnarldo D´Espósito y la Avenida Pedro de Mendoza. Es la Manzana 64, según el Código de Planeamiento Urbano, que postula a este lote como UF (Urbanización Futura). Según el legislador porteño Agustín Forchieri (PRO en el interbloque Vamos Juntos), presidente de la Comisión de Planeamiento Urbano de la Legislatura, el 65% de ese espacio nacional pasará a la Ciudad como espacio público bajo denominación Urbanización Parque (UP). “Son casi 20.000 metros cuadrados”, afirmó y sumó: “Lo recaudado de las ventas de ese 35% por ciento (cerca de 2,7 hectáreas), unos U$S20 millones de dólares, serán para inversión pública en la Comuna 4”. “El polígono perteneciente al distrito capitalino será 100% público y será utilizado por la asociación civil Catalinas Sur a modo de título precario”, expresó.

Se harán edificios con una altura de hasta 75 metros sobre la avenida Brasil (unos 30 pisos) y sobre las calles Gualeguay y Caboto de 60 metros (20 pisos). En total, se podrán desarrollar unos 150.000 metros cuadrados de construcción. Según estimaciones preliminares, a razón de 80 metros cuadrados por vivienda, habrá 1.875 viviendas para cerca de 5.000 personas, razonó en el Recinto el legislador Gustavo Vera (Bien Común).

Tanto este representante como la legisladora Laura Marrone (Frente de Izquierda) contrapusieron la densidad poblacional de 5.000 personas en 2,7 hectáreas de Catalinas Sur II con las 11 manzanas para 10.000 personas de todo Catalinas Sur.

Marrone dijo que “esto es una nueva cesión de tierras públicas para desarrollo de negocios inmobiliarios y esto no beneficiará a los vecinos, beneficiará a quienes invierten en especulaciones inmobiliarias” y denunció que “esta Legislatura ya entregó más de 300 hectáreas para estos fines”.

En las gradas había vecinos de La Boca y Catalinas Sur que protestaron contra la medida. Ellos habían elaborado en forma participativa un proyecto para crear un área ambiental en esos terrenos. Además proponían crear una Mesa de Trabajo y Consenso (MTS), como la que funciona hace décadas en Parque Avellaneda (Comuna 9). Su proyecto, con despacho de minoría, ni siquiera se trató en el Recinto.

Adrián Camps (PSA) dijo que el proyecto de los vecinos era “superior” a lo planteado desde Nación y Cuidad. “La legislatura porteña tiene que defender los intereses de la Ciudad, los intereses de los vecinos de la boca, no de la Nación.

Por su parte, el legislador de la Coalición Cívica en el interbloque Vamos Juntos Maximiliano Ferraro defendió el proyecto oficial: “Hay un claro beneficio para la Ciudad, es una buena solución propuesta por el Gobierno Nacional para poder financiar obras que si benefician a nuestro distrito”.

“No hay manera de pensar la Ciudad y definir las prioridades sin una alianza sana y responsable entre vecinos, Estado y el sector privado. La Ciudad no tiene espacio para crecer para otro lado si no es a la vera del Riachuelo. Hay que potenciarla. El convenio plantea un beneficio para la Ciudad. Hay una situación compleja para Gobierno nacional heredada después de 12 años de déficit fiscal. Esta es una buena solución propuesta por Nación para financiar obras que sí benefician a la Ciudad. Tienen que ver con el RER (Red de Expresos Regionales), con los viaductos del Belgrano Sur y del Mitre, que van a romper más de 27 barreras en la Ciudad. Producto de esta decisión (el convenio por Catalinas) la Ciudad va a recibir obras de infraestructura en conjunto de trabajo Ciudad y Nación”, agregó.

También está en discusión si a este terreno donde funcionará Catalinas Sur II no se le agregará parte del predio público que hoy utiliza el Darling Tenis Club (avenida Brasil 50). El viernes pasado envió a la Legislatura porteña un proyecto la dirección de esta entidad (Expediente 2445). Apelan a la Ley N°27.098 (Régimen de Promoción de las Clubes de Barrio y de Pueblo) para resguardar a la institución. En concreto, en el proyecto piden: “Se excluya del Proyecto de Ley n° 2237-J-2017 (art. 2.3. del Convenio Urbanístico y Anexo II) el terreno de 8.348,40 m2 que actualmente ocupa el “DTC” identificado con la siguiente Nomenclatura Catastral: Circunscripci6n 4, Secci6n 6, Manzana 64 A, Parcelas 4 y 5, Fracción B”.

Quienes votaron en contra fueron Adrián Camps (PSA), Roy Cortina, Hernán Arce (Socialismo), Gustavo Vera (Bien Común), Fernando Vilardo (Autodeterminación y Libertad), Magdalena Tiesso, Carlos Tomada, Paula Penacca, José Cruz Campagnoli, Pablo Ferreyra, Lorena Pokoik. Se abstuvieron Claudio Heredia, Silvia Gottero, María Rosa Muiños (Bloque Peronista), Hernán Rossi, Natalia Fidel, María Patricia Vischi, María Inés Gorbea, Juan Francisco Nosiglia (SUMA+), Claudio Palmeyro (Sindical Peronista).

Tu calificación nos ayuda a mejorar: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando…