Avanza el traspaso de Edenor y Edesur a Ciudad y Provincia de Buenos Aires: la Legislatura porteña validará el convenio

El jefe de Gobierno envió un proyecto de ley para ratificar este cambio, contemplado en el Consenso Fiscal 2018. El Presupuesto 2019 de la CABA contemplaba esta acción.

Este martes el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, envió un proyecto de ley para que Edenor y Edesur pasen a estar sujetas a la jurisdicción la CABA. Ocurrirá lo mismo con la Provincia de Buenos Aires.

Es porque desde el 1 de marzo de 201 9 inició el proceso de traspaso de Edenor y Edesur a la jurisdicción de la Provincia y de la CABA, por medio del cual estas últimas “pasarán a ejercer el poder de policía sobre el servicio público que prestan las Concesionarias”, exponen fuentes oficiales. Se ampliarán las competencias del Ministerio de Economía y Finanzas porteño para que tenga las facultades necesarias para una mejor implementación de la transferencia.

La defensa de este proyecto presentado el martes asegura que esto genera más autonomía: “Representa un avance significativo en el proceso de institucionalización comenzado a partir de la reforma constitucional de 1994, que transformó radicalmente la naturaleza política y jurídica de la Ciudad de Buenos Aires mediante la consagración de su autonomía en el articulo 129”.

También cita que en el Consenso Fiscal 2018, firmado el 13 de septiembre de 2018 y aprobado luego por los poderes legislativos de Ciudad y Provincia se señaló que “se contempla que las distribuidoras eléctricas Edenor y Edesur pasen a estar sujetas a las jurisdicciones, tal como ocurre en otras zonas del país.

Se precisa sobre este acuerdo: “El Estado Nacional cede de modo indiviso a la Provincia ya la CABA la prenda de las acciones Clase “A” que fuera oportunamente constituida en garantía de cumplimiento de las obligaciones asumidas por cada Concesionaria y/o por los accionistas titulares del paquete mayoritario (contratos de concesión, art. 35). Deberá darse aviso al agente de registro respectivo y/o asentarse las anotaciones correspondientes en los libros societarios respectivos. Los bienes inmuebles, muebles, semovientes y demás bienes del dominio del Estado Nacional oportunamente cedidos en comodato a las Concesionarias mantendrán el mismo régimen jurídico en virtud de su afectación a la prestación del servicio público. En el momento en que se produzca la finalización de cada contrato de concesión, esos bienes serán entregados, según corresponda, a la Provincia de Buenos Aires o a la CABA, en las condiciones previstas en los referidos contratos”.

“La CABA celebra este acuerdo ad referendum de la ratificación de su legislatura y asume el compromiso de enviar inmediatamente este acuerdo a su legislatura y de realizar todas las acciones que resulten necesarias para obtener esa ratificación en el menor plazo posible”, dice el documento oficial.

Noticias relacionadas

Ante el traspaso, se acordó que “es necesaria la constitución de un nuevo organismo de control, que opere bajo la órbita de la Provincia y de la CASA y que, oportunamente, cumpla las funciones que hoy lleva a cabo el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (Enre)”.

El Consenso agregaba: “Que se dé una solución integral a los reclamos pendientes entre el Estado Nacional y las Concesionarias”. Esto ocurrió hace pocas semanas, con un acuerdo entre el Estado y las empresas. Fue un arreglo breve, para poder avanzar con el traspaso. Las empresas se comprometen a hacer más inversiones para solucionar deudas pendientes.

En la primera etapa del traspaso, que inició en marzo, la Provincia y la CABA se comprometen “a constituir un ente bipartito de control y regulación del servicio público de distribución eléctrica, y a realizar todas las acciones necesarias para que, conforme sus ordenamientos jurídicos, ese ente se ponga en funcionamiento con la mayor celeridad”. Luego los órganos técnicos del Estado Nacional prestarán toda colaboración para asegurar la continuidad de las tareas de control y regulación del servicio público de distribución de energía eléctrica.

“A partir del 1 de enero de 2019, la Provincia y la CABA afrontan con recursos propios las erogaciones asociadas con la Tarifa Social”, explica el texto. “La Provincia y la CABA asumen solidariamente los derechos y obligaciones resultantes de los respectivos contratos de concesión. Los subsidios que cada jurisdicción disponga y cualquier otro compromiso que sea asumido en forma individual por alguna de las jurisdicciones serán exclusiva responsabilidad de esa jurisdicción”,se agrega.

Las Concesionarias (Edenor y Edesur), con la participación del organismo de control que se cree en la órbita de la Provincia y de la CABA llevarán a cabo una auditoría de corte de la situación conómico-financiera de las Concesionarias y de la situación operativa y técnica del servicio público a su cargo.

“La Provincia y la CABA acuerdan mantener indemne al Estado Nacional en relación con los créditos y deudas de causa posterior a la entrada en vigencia de este Acuerdo de Implementación. A tales efectos, la Provincia y la CABA serán las únicas responsables de los créditos y deudas que tengan causa posterior a esa fecha, relacionadas con el ejercicio de la jurisdicción sobre el servicio de distribución de energía eléctrica o con la ejecución de los respectivos contratos de concesión, por lo que no podrán ser reclamados al Estado Nacional ni al ENRE”, aclaran.

Según datos del Presupuesto 2019 aprobado por la Legislatura porteña, la Ciudad asume en 2019 el traspaso de los subsidios al transporte de colectivos (4.100 millones), la tarifa social de Aguas y Saneamientos (380 millones) y de la electricidad (700 millones). Implica casi uno de cada $62 de todo el Presupuesto, estimado en $321.457.000.000.

Deja un comentario