Avanza la instalación de bebederos en escuelas públicas porteñas

El Gobierno de la Ciudad adquirió más de 1.700 unidades para fijar en primarias de gestión estatal.

El Ministerio de Educación e Innovación de la Ciudad de Buenos Avanza con la instalación de bebederos en escuelas públicas. Ya adquirió 1.750 unidades para instalar en los edificios escolares de nivel primario de gestión estatal.

Así lo informa este martes la adjudicación de la Licitación Pública BAC N° 550-1624-LPU18 que tiene un presupuesto asignado de $16.494.065. La empresa Estilo Quarzo SRL fue la ganadora.

En octubre, durante una reunión de Gabinete Abierto, la ministra de Educación e Innovación, Soledad Acuña, informó que en 2019 se instalarán bebederos públicos en todas las escuelas de gestión estatal.

“Está en desarrollo la licitación pública para poner bebederos en las escuelas públicas. Estarán en los pasillos y otros lugares de acceso. Es para que los chicos que hacen actividad física se puedan hidratar”, señaló la funcionaria.

“Es parte de una política saludable y del plan de Ciudad Activa que tiene esta gestión”, agregó.

En 2016, la legisladora de Vamos Juntos Natalia Fidel -en coautoría con María Patricia Vischi y Adrian Camps, entre otros- presentó un proyecto, registrado como Expediente 152-D-2016, en el que propuso instalar al menos un bebedero cada 100 estudiantes en establecimientos púbicos.

“Se ha tenido en cuenta la reforma de Ley General de Infraestructura Física Educativa de México. En dicha reforma, se establece como prioridad la instalación de bebederos en todas las escuelas del país. A fin de regular lo dispuesto en la reforma legislativa, la Secretaría de Salud y la Secretaría de Educación han elaborado los Lineamientos Generales para la Instalación y Mantenimiento de Bebederos en las Escuelas del Sistema Educativo”, dicen los legisladores firmantes al fundamentar la iniciativa.

“Creemos firmemente que la instalación de bebederos en escuelas servirá como herramienta para combatir la obesidad infantil, actualmente considerada como una gravísima problemática de salud. El incuestionable carácter beneficioso de los bebederos ha sido establecido en las XI Jornadas Argentinas de Nutrición y en la II Jornada Trasandina de Nutrición, en las que se hizo referencia a un estudio realizado en Alemania que demostró que la instalación de bebederos en las escuelas puede reducir hasta en un 31% el riesgo de sobrepeso”, añade el texto parlamentario.

En la Ciudad, el agua es considerada una bebida saludable de acuerdo a la Guía de Alimentos y Bebidas Saludables (GABS) publicada por el GCBA.