AySA anuncia nuevos trabajos para abastecer agua en el Barrio 31

Ocurre en medio de reclamos de la comunidad ante la falta de suministro, lo que dificulta la higiene y la prevención del coronavirus.

La empresa Aguas y Saneamientos SA (AySA) informó que continuará los trabajos para mejorar la provisión de agua en el Barrio 31 de Retiro (Comuna 1), donde hace semanas escasea el suministro en medio de la pandemia de coronavirus.

Este mismo lunes el Comité de Emergencia del Barrio Mugica (Villa 31) iba a dar una conferencia de prensa para denunciar la falta de agua, los contagios que en pocas semanas convirtieron al asentamiento en el principal nodo del país y exigir una solución sanitaria con intervención de las distintas administraciones (Ciudad, Nación).

La empresa dijo que este lunes comenzará a abrir las válvulas de manera paulatina y aclaró que “la red interna del barrio la hizo y la opera el gobierno de la Ciudad”. Será un proceso “de a poco, día a día, para cuidar la red interna y que se vayan arreglando los escapes por roturas o intrusiones, para no inundar el barrio”.

Aysa dijo que “la red interna del barrio la hizo y la opera el gobierno de la Ciudad” y que la empresa “lleva el agua con presión suficiente hasta el punto de empalme en el perímetro barrial”. “Para mejorar la distribución de agua interna y llevar agua al barrio nuevo y al Ministerio de Educación (en el sector YPF), el gobierno porteño hizo un troncal de un metro de diámetro que terminaron el año pasado, pero no hicieron ni tenían contratados los ocho empalmes entre el troncal y la red interna”.

Desde Aysa remarcaron que “en diciembre” tuvieron “el primer problema y se sucedieron reuniones técnicas” en las que avisaron que “tenían que hacer esos empalmes, que obviamente no hicieron”.

El martes 5 de mayo hubo un encuentro entre la empresa y funcionarios del Gobierno porteño, con la presencia del Ministro de Obras Públicas, la Ministra de Desarrollo Social, y el Secretario de Integración Urbana, entre otros. Al día siguiente se hizo una conexión provisoria y se resolvió el 99% de la distribución de agua en el barrio, y el 7 de mayo empezaron las obras, según la versión de la empresa.

El pasado 13 de mayo se terminaron tres empalmes y el viernes 15 los restantes, “mientras ya se abrió la válvula que llega al sector del barrio Ramos Mejía”, explicaron las mismas fuentes. Desde que surgió el reclamo por falta de agua, AySA llevó al barrio camiones cisterna de 12.000 o 15.000 litros, según la firma.