Aysa suspendió por dos años el cobro de los medidores de consumo

La empresa Aysa decidió suspender por el plazo de dos años el cobro del cargo por instalación del medidor de consumo de agua a aquellos usuarios de todas las categorías que soliciten la modalidad de facturación medida.

La decisión del Secretario de Recursos Hídricos del Gobierno nacional fue plasmada mediante la Disposición 5-E/2016, publicada este miércoles en el Boletín Oficial de la República Argentina.

La normativa establece que la empresa avanzará en la instalación de 116.000 medidores, para sumar a más de 138.000 unidades no comerciales que actualmente no tienen el artefacto necesario que registre su consumo, y alcanzar a todos los usuarios en 2019. En la actualidad, solo el 12% de los usuarios tiene consumo medido




Al mismo tiempo, la resolución del ministerio fija al 30 de junio de este año como fecha límite para que AySA presente el plan de acción referido a la colocación de medidores para los usuarios residenciales, que componen el universo mayoritario de clientes de la compañía.

Fuentes de la empresa indicaron a Pura Ciudad que, en comparación, la factura de quienes tienen medidor suele ser sustancialmente menor a quienes pagan según el tipo de inmueble, entre otros parámetros que se utilizan para calcular la tarifa de quienes no tienen el artefacto instalado.