Balvanera: Ciudad terminó de restaurar la Recova y la fachada de Estación Once

Tras la expulsión de los manteros en el verano de 2017 inició un proceso de puesta en valor que incluye nuevas veredas y hasta murales en persianas.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires informó que terminó la puesta en valor de la Recova de Once, sobre avenida Pueyrredón, entre Rivadavia y Mitre (Balvanera, Comuna 3). También llegó a su fin el proceso para restaurar la fachada de la Estación Once de Septiembre, cabecera del tren Sarmiento.

Los trabajos para mejorar el espacio público de Once, la zona comercial de Balvanera, inició en el verano de 2017, tras la expulsión de los manteros que tenían carpas y toldos las 24 horas del día en los alrededores de Plaza Miserere y Estación Once.

Flavia Rinaldi, gerente de la Dirección de Regeneración Urbana del Ministerio de Ambiente y Espacio Público, expuso: “No hubiese sido posible que los arquitectos, ingenieros y restauradores trabajaran con el espacio público tomado”.

“La Recova y la fachada de la estación son un ícono de la zona, por eso es que las pusimos en valor, volviéndolas más fácil de transitar”, explica a Clarín Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad.

Rinaldi suma: “Al descubrir la recova aparecieron las firmas de los arquitectos originales y un grabado sobre un frigorífico que puso sus oficinas aquí. Seguramente a alguno de los cientos que pasan por Once esos registros les generen curiosidad, los lleven a investigar. Eso los hará sentirse parte, lo que es muy positivo porque está demostrado que sólo se conserva aquello que te pertenece”.

La obra para recuperar la fachada de la estación Once costó $5.400.000. Estuvo a cargo de Trenes Argentinos Operaciones y el Ministerio de Ambiente y Espacio Público. La Recova demandó $4.000.000.

En la actualidad se restaura la cúpula de la Torre Saint y también se ejecutan trabajos para poner en valor el frente de la Casa Grimoldi.

El mes pasado el Gobierno porteño inauguró un paseo de murales sobre las persianas de los comercios de la calle Castelli, entre Corrientes y Valentín Gómez.