Balvanera: la Fiscalía de la Ciudad retiró del mercado juguetes peligrosos para los niños

Hubo un operativo donde se secuestraron 500 bultos de mercadería de 17 locales de la calle Pasteur.

La Fiscalía de la Ciudad de Buenos Aires retiró de la venta más de 500 bultos de juguetes que se vendían en negocios de Once, la zona comercial del barrio de Balvanera (Comuna 3) por ser potencialmente peligrosos para la salud. Inspeccionaron 17 locales en la calle Pasteur.

El Fiscal Blas Matias Michienzi, a cargo de la Unidad Especializada en Materia Ambiental (UFEMA), llevó adelante la investigación. “En la mayoría de los locales inspeccionados se impuso la clausura administrativa por no reunir las condiciones mínimas de funcionamiento, seguridad e higiene”, informó la Fiscalía porteña.

Michienzi imputó a los responsables de los comercios por la contravención consistente en ejercer ilegalmente una actividad (artículo 77 del Código Contravencional), sin perjuicio del análisis de las mercaderías que podrían modificar la caratula de la causa por el artículo 201 del Código Penal, referido a las mercaderías peligrosas para la salud.

“Se trata de acciones proactivas desarrolladas desde la Fiscalía en contra de ilícitos que afectan en forma directa la seguridad pública, y en concreto con este tipo de establecimientos comerciales que van destinados a los niños, teniendo en cuenta los festejos del domingo próximo” sostuvo el fiscal Michienzi, y agregó: “los controles se enfocaron en aquellos locales donde se almacenaban y comercializaban todo tipo de juguetes que carecían de las normas de seguridad y medios de protección, y fueron supervisados por la Secretaria de Comercio y la Cámara del Juguete”.

El fiscal Michienzi enfatizó la importancia del procedimiento “porque por un lado logra retirar del mercado juguetes que se ignoran su origen su composición y riesgo cierto al alcance de los niños, y por el otro lado es una defensa abierta a los locales legales del rubro que se ubican próximo a estos locales ilegales”. En este sentido, es de destacar el agradecimiento por este tipo de acción por parte de los comerciantes legales del rubro.

El procedimiento ordenado por el Fiscal Michienzi a cargo de la UFEMA, contó con el apoyo y la participación de la Secretaria de Comercio de la Nación, la Cámara Argentina del Juguete, la Agencia Gubernamental de Control (AGC), la Dirección General de Fiscalización del Espacio Público, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) y la Cámara Argentina de Industrias Ópticas y Afines (CADIOA). Asimismo, la diligencia judicial fue llevada a cabo por la División Operaciones Especiales de la Policía de la Ciudad Y la División Análisis Instrumental de Gendarmería Nacional.