Bandas x Barrios: los grupos emergentes compartieron festival con los grandes del rock

Este domingo en Figueroa Alcorta y La Pampa se lanzó la temporada 2016 del ciclo que organiza el área de Juventud del GCBA. Tocaron cinco grupos junto a consagrados como Kapanga y Los Pericos. Pura Ciudad cubrió el evento y habló en exclusiva con sus protagonistas.

Este domingo, los vecinos tuvieron la chance de conocer los sonidos de la música emergente junto a grupos consagrados del cancionero popular. La Ciudad lanzó la temporada 2016 del ciclo Bandas x Barrios (BxB), circuito permanente de promoción para músicos jóvenes. Durante la jornada tocaron cinco grupos elegidos: Old Radio, The Pelos, Cape la Minga, Mil Bares, La Mezzkla. A la par hubo números de baile, acrobacia, circo y tocaron Agapornis, Kapanga, El Choque Urbano. Para el cierre se presentaron Los Pericos.

Bandas x Barrios es un programa que depende de la Dirección General de Políticas de Juventud de Ciudad, a cargo de Fabián Pereyra, quien en diálogo con Pura Ciudad destacó: “Es un gran programa que está desde 2012. Hubo más de dos mil bandas inscriptas. Es una forma apropiada que las bandas emergentes toquen junto a grandes artistas. Juventud tiene muchas áreas como salud reproductiva, un observatorio propio, concursos artísticos (entre ellas se destacan las bolsas laborales y la propuesta Chau Tabú). Hay que acompañar a los jóvenes en las distintas perspectivas de su vida”, dijo Pereyra, quien recibió el apoyo -y la presencia- de Diego Santilli y del primo hermano del Vicejefe Gobierno, el legislador porteño Agustín Forchieri. 

La jornada en un principio se iba a hacer el sábado. Ante el mal clima y las lluvias constantes, los organizadores informaron vía redes sociales que la fecha se pasaba al día siguiente. La hora de convocatoria era las 11.30. A pesar de lo tempranero y del estado fangoso de algunas partes del parque San Benito, al pie del monumento a Güemes, la gente se convocó para presenciar los primeros recitales. Se montó un escenario principal y a un costado se ubicó el camión de Buenos Aires Joven, en cuyo techo tocaron los cinco grupos de BxB. También hubo ocho food truks (camiones de comida) y puestos con información sobre distintas áreas del gobierno local.

Con la carismática y entretenida animación de El Pelado de CQC (Guillermo López) y Jujuy (Sofía Jiménez), a poco de dar el mediodía, la primera banda que tocó en la jornada fue Old Radio, que mecha funk, soul y rock. Luego dieron lugar a la aparición en el escenario principal de Agapornis. La banda que hace covers en ritmo de cumbia largó con el tema “El muelle de San Blas”, de Maná, y contagió entusiasmo a la concurrencia que fue escasa al principio y con el correr de la tarde llenó el predio. En la lista de temas contaron “Si te vas”, “Tratar de estar mejor”, “El taxi”. Uno de los momentos más emotivos fue durante “La llave”: la cantante Melina Lezcano invitó a bailar y cantar el tema a una nena con síndrome de down. Para el cierre, los músicos de Agapornis agradecieron la concurrencia y regalaron algunos discos. Incluso, uno de los integrantes regaló su corbata roja a un sexagenario que, sin importar el frió, bailó en cueros de principio a fin los temas tropicales.

Después fue el turno del grupo La Mezzkla, cuarteto de rock oriundo de Bariloche. Su cantante destacó de BxB: “Este ciclo nos dio mucho”. Tocaron temas de su disco Atracción y temas grabados en Estudio Urbano, sala de grabación dependiente del Ministerio porteño de Cultura.

Mientras el rock se escuchaba desde lo alto del camión de Buenos Aires Joven, la concurrencia ya era bastante nutrida. En los ocho puestos de comida -que ofrecían desde hamburguesas “de autor”, hasta pizzas, shawarmas y panchos- ya había colas notorias para hacerse del almuerzo. Participaron Panini café, El Rodazo, Gypsy Club, Mood food, Stick Station, Mariano Ruggiero chef.

Entre la multitud caminaban dos payasos con zancos. Eran los artistas Martías Landi Pratt y Rocío González. “Somos emergentes, estas jornadas familieras están buenas porque tenés todo tipo de reacciones”, dijo él a Pura Ciudad. Rocío añadió: “Es un desafió interesante porque es una jornada con muchas propuestas”.

Entre banda y banda, la concurrencia se tiraba a comer, también a tomar mate o sacarse selfies en el poco pasto seco que había. Incluso algunos llevaron naipes y se pasaron el rato viendo a los grupos de lejos, entre chinchón y truco. Muchas personas que hacen running hicieron una pausa en su entrenamiento y terminaron por cerrar el día a puro rock.

En paralelo, al pie del monumento a Güemes, atrás de las carpas-camarines de los músicos, más de un centenar y medio de adolescentes bailaban una coreografía que oscilaba entre pop, rock y folclore. Se trataba de bailarines del estudio de danza de Hugo Ávila & Lolo Rossi. “Son chicos que van a hacer una coreografía, un flashmob”, explicó este medio Gabriel Suárez, integrante del estudio. Se trata de bailes “relámpago” que se hacen entre el público. El macrismo lo incorporó en distinas oportunidades a las actividades oficiales del GCBA. Por caso, hubo varias en la edición 2016 de la Noche de las Librerías.

La segunda banda del escenario principal fue Kapanga. “Ayer estábamos en Olavarría, como se pospuso el festival para hoy (por el domingo), cancelaron Los Cafres y pudimos confirmar nosotros”, dijo a Pura Ciudad el guitarrista del grupo Miguel “Maikel” De Luna Campos. “Estamos contentos por acompañar a bandas que están empezando, es bueno que tengan la posibilidad de tocar y grabar en buenas condiciones”, añadió. De modo similar, Martin “Mono” Fabio, cantante, nos dijo: “Antes los músicos éramos tildados de vagos. Ahora somos parte de la cultura. Antes todos querían ser futbolistas, ahora también músicos. Está bueno que se apoye sus sueños de hacer música”.

A la hora de subirse al escenario se vivieron algunos de los puntos más altos de la jornada. Tocaron temas que están grabados en el cancionero popular como “Yo quiero estar con vos” y “Bisabuelo”. Fueron a verlos fans que agitaron banderas durante todo el rato: venían de San Fernando, Pilar, Zona Sur. Hicieron pogo en el barro y se rieron con cada ocurrencia del Mono y Miguel.

Un tramo emotivo fue cuanto luego de entonar “El albañil”, recordaron a Marcos Suñer, joven fallecido en un recital de la banda en febrero de 2015. “Él era albañil, Marcos y su familia en la memoria de Kapanga”, dijo el Mono. Para cerrar su paso por la apertura de BxB, tocaron su himno “Mono relojero”. Pidieron a los músicos de las cinco bandas emergentes que subieran al escenario. Luego de presentarse, corearon con fuerza y emoción el estribillo “Andate a dormir vos”. El aplauso del público cerró este emotivo pasaje y el Mono festejó a los nuevos artistas: “Apoyemos lo nacional, este es el principio del sueño”.

“Fue increíble. Todavía no caigo que estuve con Kapanga en el mismo escenario. Es cumplir una meta”, dijo a Pura Ciudad Santiago de Dios, integrante de Old Radio. Cuenta que hace dos años empezó con el proyecto de ser músico y espera que este 2016 la banda tenga muchas fechas en vivo y pueda grabar en estudio. “Lo de hoy motiva para seguir adelante”, agregó.

En el camión de BA Joven tocó la tercera banda de la apertura. The Pelos, cuarteto de rocanrol que disfrutó de “la hermosa jornada”, según palabras de su cantante Nicolás Szwarc. Tocaron en su mayoría temas de su último trabajo discográfico “Cosas simples”.

Luego, El Pelado y Jujuy presentaron el flashmob o baile relámpago de 150 bailarines. Se movieron al ritmo de “La argentinidad al palo” de la Bersuit y luego al compás de música pop en inglés. El aplauso del público mechó con la sorpresa de la propuesta. Se pudo ver el enorme despliegue de los artistas en la pantalla gigante del escenario principal. Las escenas las capturó un drone que puso el gobierno porteño para filmar todo el festival.

Llegó el turno de Mil Bares. Montó bandera propia, que promociona su nuevo segundo disco “Somos de acá”, en lo alto del camión de BA Joven. Con su estilo entre el ska, el rock criollo y un carisma festivo, contagió “buenas vibras” —tal el nombre de uno de sus temas—al público, que bailó con entusiasmo. “Arriba Bandas x Barrios”, clamó la guitarrista del grupo, mientras el vocalista tiró hacia los presentes unas pelotas plásticas gigantes al estilo Quico. La gente se divirtió largo rato mientras las tiraba de lado a lado y se movía al ritmo pegadizo de los temas “En tu pecho”, “Cumbia” y otras grandes canciones que posicionan a Mil Bares como referente de la escena emergente. “Somos de acá” contó con la participación de Juan Canosa en trombón (Los Pericos).

La atención se pasó al escenario principal, donde se desarrolló un espectáculo de destreza aérea. Ocho artistas hicieron una coreografía en la que hubo tela, trapecio, equilibro en aro y artistas que hacían piruetas en horizontal colgados de un arnés.

A esta altura de la jornada, poco antes de las 17, el predio ya estaba completo. En la pantalla gigante del escenario principal de tanto en tanto se veían planos detalle del predio que daban idea del nivel de concurrencia. Lo que empezó como un tímido intento de revertir el mal tiempo se convirtió en un festejo para toda la familia, con eje en la cultura joven.

Otro de los puntos más altos del festival fue el paso de El Choque Urbano, una de las mejores y más innovadoras propuestas en danza y percusión. Durante casi una hora desplegaron su maestría para convertir caños, tachos, bolsas plásticas y hasta su propio cuerpo en instrumentos de una gama tonal impresionante. El público, previa guía de los integrantes de El Choque, clamó con aplausos y también participó con su voz para algunos tramos de la presentación. Los bises fueron un festejado baile de Jujuy, quien “cumplió” su sueño de integrar la compañía de baile aunque sea por uno rato, según bromeó en complicidad con El Pelado.

Ya en la recta final, se hizo el segundo flashmob. Los chicos y chicas del estudio de danza de Hugo Ávila & Lolo Rossi mecharon canciones de Virus y Soda Stereo para bailar con remeras blancas que llevaban el logo BA Joven.

Vuelta por última vez al camión, cerró la pasada de BxB el grupo Cape La Minga con su “cumbia rolinga”, un rock con vientos y timbales. Ni el frío ni la noche a cuestas pudo con la energía de su cantante, de peculiar porra a lo afro y camisa verde manzana con corbata fucsia, quien alentó en todo momento a que el público baile sus temas festivos, muchos de ellos de su último disco “De fiesta hasta el cajón”. Las parejitas jóvenes hacían el pasito cumbiero mientras los grupos de amigos y familias movían el pie de acá para allá sin parar.

Tras el saludo y agradecimiento de Cape La Minga, las miradas se dirigieron al escenario principal, donde las luces se prendieron al instante y mostraron la formación de Los Pericos, una banda “que apenas tiene treinta años de carrera”, bromeó El Pelado para presentar al grupo liderado por Juanchi. El grupo hizo una seguida de éxitos cantados durante generaciones como “El ritual de la banana”, “Pupilas lejanas”, “Complicado y Aturdido”, “Mucha experiencia”.

Para el tema “Eu vi llegar”, el cantante Juanchi bajó del escenario y corrió por el pasillo destinado a la prensa. Estrechó manos con el público y coreó el tema hasta el final al calor de sus seguidores. Al tema siguiente invitaron a los percusionistas de El Choque Urbano. “Ensayamos el tema por wassap”, bromeó el vocalista mientras el percusionista de Los Pericos indicaba con un gesto gracioso de “así nomás” a los chicos de El Choque. El resultado final fue una gran versión de “Sin ti”. El tema para cerrar el festival fue “Casi nunca lo ves”, que contó con los acordes de Miguel de Kapanga. En el estribillo cayó una lluvia de papelitos rojos para darle más realce y despertar nuevos aplausos del público que coreaba y filmaba la secuencia. Para terminar los músicos llamaron a los miembros de las cinco bandas emergentes. Juanchi pidió un aplauso fuerte “a quienes han de empujar la escena musical”.

Esa estampa de músicos consagrados y nuevas caras sobre el mismo escenario, como un bis de lo que fue el canto a coro con Kapanga a media tarde, es la estampa que condensa el espíritu del festival, organizado por la Dirección de Juventud. Bandas x Barrios continuará su recorrido en los centros culturales públicos de Ciudad, así como en distintas plazas y espacios públicos a los que llegará el micro de BA Joven. Habrá que estar atento porque con él, lo mejor de los sonidos emergentes porteños estarán en marcha hacia rincones de toda la Buenos Aires.