Barracas: el Club Villas Unidas tendrá un espacio de entrenamiento bajo la autopista 9 de Julio Sur

Se refrendó la ley de aprobación inicial. Estará en Río Cuarto, Herrera, Av. Montes de Oca y Av. Osvaldo Cruz.

Este martes se refrendó la Ley de Aprobación Inicial N° 2758/LCBA/19 para concesionar el uso y explotación de los predios que se encuentran ubicados por debajo de las Autopistas Perito Moreno (AU6) y Presidente Arturo Frondizi (AV 1 Sur). Del Anexo, se desprende que el Club Villas Unidas tendrá un espacio de entrenamiento en Barracas (Comuna 4).

Se trata del “Polígono a determinar, con una superficie de hasta 2.500 metros cuadrados, en los predios bajo autopista y/o sus remanentes, delimitados por las calles Río Cuarto, Herrera, Av. Montes de Oca y Av. Osvaldo Cruz”.

Este club nació a mediados de 2018 y es el resultado de la unión de 17 organizaciones sociales y políticas de villas y barrios populares porteños.

“Nosotros fundamos el club con el objetivo de integrar a la niñez y a la adolescencia en un camino de formación y vida digna”, dicen sus integrantes a El Grito del Sur.

Esta ley de aprobación inicial luego será debatida en audiencia pública y más tarde en una segunda votación final en el recinto de sesiones de la Legislatura porteña.

Sobre el futuro predio de Villas Unidas y otros tantos, la ley plantea: “Autorízase al Poder Ejecutivo a otorgar a las entidades comprendidas en el Anexo III, permisos de uso precarios y gratuitos sobre los espacios allí referenciados, por los términos consignados y con los cargos que estime corresponder para cada caso, los cuales deberán consistir, prioritariamente, en la ejecución de espacios públicos de calidad en las inmediaciones de los predios permisionados”.

“Las entidades beneficiarias de los permisos de uso de artículo precedente deberán: destinar los inmuebles para el desarrollo de las actividades inherentes a su objeto social y aquellas que le sean complementarias, quedando facultadas para realizar las
construcciones y mejoras necesarias para el cumplimiento de sus fines conforme la normativa vigente; proporcionar al Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ante su
requerimiento, el uso gratuito e incondicionado de las instalaciones que pudieran requerir las acciones de ejecución de políticas públicas; hacerse cargo del pago de tasas, impuestos y las tarifas de los servicios públicos que correspondan al uso del predio, así como la obligación de mantener el inmueble en perfecto estado de conservación e higiene”.