Barracas: piden expropiar una estación de servicio abandonada y hacer un patio deportivo de escuelas públicas

El terreno está en Brandsen 2810. Es para que lo utilicen estudiantes de la escuela Carlos Norberto Vergara.

La legisladora porteña Lorena Pokoik (Unidad Ciudadana) presentó un proyecto de ley para expropiar el terreno de Brandsen 2810, donde hay una estación de servicio abandonada. Es para que el Gobierno porteño construya ahí un espacio recreativo y deportivo destinado a la realización de actividades de educación física.

La edificación tendría “un patio de juegos a ser utilizado como espacio de recreos y dos salones destinados al dictado de clases, a ser utilizado por la escuela Nº 8 D.E Nº 5 Carlos Norberto Vergara”, según el proyecto de ley.

Esta iniciativa es motivada “por la falta de espacio que padece la escuela Nº 8 D.E. 5 ubicada en Av. Amancio Alcorta 1934”, estima Pokoik, quien ya había presentado este proyecto años atrás. Lo mismo habían hecho Laura Marrone y Laura García Tuñón, ambas legisladoras con Mandato Cumplido (MC).

“Debido a que el inmueble en el que funciona la escuela es alquilado por el Gobierno de la Ciudad, la misma no cuenta con un adecuado espacio para realizar actividades recreativas y de educación física, esenciales en la formación de los niños y niñas que asisten a la escuela. Sólo dispone de un patio interno que dificulta el dictado de clases debido al ruido que se genera al ser utilizado. Otra circunstancia que agrava la situación es que la escuela no cuenta con sala de tecnología ni de plástica y al ser un inmueble alquilado el Gobierno, éste no puede realizar obras en el mismo”, fundamenta el flamante proyecto de ley.

“Ante esta situación, las autoridades de la escuela junto con padres y miembros de la cooperadora se movilizaron para conseguir un espacio donde puedan llevar adelante actividades de recreación y educación física sin que las mismas afecten al desarrollo de las clases, con la posibilidad de aprovechar también el espacio para la construcción de salones donde puedan funcionar las clases de tecnología y plástica. De esta forma encontraron un predio contiguo a la escuela, que comparte la medianera con la misma, donde funcionaba una estación de servicio, pero que hace nueve años se encuentra abandonado”, explica Pokoik.

“Nos parece oportuno que el Gobierno de la Ciudad adquiera dicho predio para brindarle una utilidad que redunde en un beneficio para la comunidad tanto de la escuela Nº 8 como también de las escuelas de todo el distrito Nº 5 que al estar en el sur de la ciudad se ven perjudicadas por la falta de inversión en infraestructura escolar que caracteriza a esa zona de la Ciudad de Buenos Aires. En este sentido, el hecho de que la mayor parte de los niños y niñas que asisten a la escuela vivan en la villa 21-24 y el NHT Zabaleta, constituye un fundamento más, de suma importancia, para la realización de la obra; ya que es a los sectores más empobrecidos a quien el Estado debe dirigir especialmente sus políticas”, concluye la fundamentación de este proyecto.

Obtenga actualizaciones en tiempo real en su dispositivo, suscríbase ahora.

error: