Buscan al hijo del hombre que se entregó por atropellar y matar a un niño de 4 años en Flores

Por las cámaras de seguridad,. de cree que el joven de 21 años era quien en realidad estaba al volante y huyó de la escena tras el hecho, en el que resultó herida la madre del menor.

Los investigadores del accidente en el que murió atropellado un nene de 4 años, y que dejó a su madre con graves heridas en el barrio porteño de Flores, buscaban hoy al hijo del hombre que se entregó ayer porque sospechan que era él quien manejaba el vehículo en el momento del hecho, informaron hoy fuentes policiales.

Se trata de Ricardo Emanuel Papadopulos, de 21 años, de quien se sospecha que manejaba el Volkswagen Golf GTI blanco que el jueves pasado atropelló y mató a un niño de 4 años y dejó gravemente herida a su mamá.

La jueza Patricia Guichandut, del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 62, ordenó la medida luego de observar en las cámaras de seguridad del garaje donde fue estacionado el vehículo que participó en el hecho.

En las imágenes difundidas se pudo observar como dos jóvenes descienden del automóvil, de los cuales uno de ellos fue identificado como el hijo del hombre que se entregó ayer voluntariamente a la policía y que dijo ser el dueño del vehículo.

Luego de descender del auto, se lo ve agarrándose la cabeza y observando la parte delantera del auto, donde ocurrió el impactó.

El video también mostró a otro joven encapuchado que lo abraza y juntos se retiran del garaje.

La Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 55, a cargo de César Troncoso, difundió una serie de teléfonos para que testigos del hecho aporten información para dar con el paradero de Paradopulos y de su acompañante.

Los teléfonos son del juzgado (4130-6335); de la fiscalía (4832-6832); de la Comisaría Vecinal 7 A (1131970041); y el 911.

Ayer, Rubén Ariel Papadopulos, de 44 años, se entregó voluntariamente en la Comisaría Vecinal 7 A acompañado de su abogado.

Fuentes policiales señalaron que el hombre figura como propietario del Golf GTI color blanco que causó el accidente.

A través de las imágenes, los investigadores creen que quien manejaba el vehículo era su hijo, por lo que la justicia ordenó su búsqueda para detenerlo.

El hecho ocurrió el jueves pasado cerca de las 23 cuando el Volkswagen color blanco “cruzó un semáforo en rojo” y atropelló y mató a un niño de 4 años y dejó gravemente herida a la su mamá, cuando cruzaban la avenida Directorio, a la altura de San Pedrito, en el barrio porteño de Flores.

El hombre se fugó con su vehículo a gran velocidad, pero cámaras de seguridad lograron reconstruir casi toda la huida e identificar al conductor.

A raíz del impacto el pequeño murió por la gravedad de las heridas en el Hospital Piñero, mientras que su madre sigue internada en el mismo centro de salud con politraumatismos y fracturas varias.