Buscan incorporar la licencia por violencia de género en la administración pública porteña

La legisladora Natalia Fidel (Vamos Juntos) plantea que sea de 10 días corridos prorrogable hasta dos veces.

La legisladora porteña Natalia Fidel (Vamos Juntos) impulsa un proyecto de ley para que las trabajadoras de la Ciudad de Buenos Aires tengan derecho a una licencia paga por el término de 10 días corridos prorrogable hasta dos veces en caso de ser víctimas de violencia de género.

Esta propuesta establece que el empleador debe disponer de “los medios para realizar un seguimiento y acompañamiento psicológico y social de la víctima; debiendo proveer medios para que la trabajadora pueda resolver el padecimiento sin preocupación por la continuidad, indemnidad y permanencia en el trabajo”.

Fidel asegura que “la violencia de género es una realidad de nuestra sociedad de magnitud tal que nadie puede defender la idea de que no es uno de los principales problemas que atraviesa la Argentina en este momento”.

Para fundamentar, cita que en los recientes cuatro años se cuadruplicaron los casos registrados de violencia de género. Según el INDEC, en 2012 se registraron 22.577 hechos y el año pasado, 86.700. De ellas, el 60% de las víctimas tiene entre 20 y 39 años. “Debemos tener en cuenta que el espectro de ese 60% ni siquiera llega a cubrir la totalidad de la franja etárea correspondiente a la vida laboral activa”.

Por eso sostiene que “las licencias son una protección que otorga la ley al trabajador frente a la ocurrencia de una contingencia; que puede ser de tipo biológico, psicológico, entre otras. En este caso, la licencia se justifica a todas luces; ya que la mujer víctima de violencia de género atraviesa dos afecciones: una de tipo física y uno de tipo psicológica”.

Como antecedente, en agosto de 2016 la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó un proyecto de ley para modificar el Estatuto Docente y hacer que exista una licencia por violencia de género entre los educadores porteños.

“Se otorgará esta licencia con percepción íntegra de haberes a las/los docentes con carácter de titular, interino y/o suplente que padezcan cualquier tipo de violencia de género afectando su seguridad personal, y que por tal motivo deban ausentarse de su puesto de trabajo. Esta licencia deberá contar con la debida justificación emitida por los servicios de atención y asistencia a las víctimas. En un plazo de 72 hs, se deberá presentar la denuncia judicial correspondiente o la certificación emitida por los organismos estatales competentes”, expone el texto.

Además, el ministerio de Educación capitalino debe dictar “las normas complementarias e interpretativas que fueran necesarias para una mejor aplicación de la licencia que por la presente se aprueba”.