Caballito: achican la rampa del subte A para ensanchar avenida Rivadavia

Se ganaría un carril y medio. Costará más de $29.000.000. Ya se había proyectado en 2015 con la apertura del bulevar a la altura de Nicolás Repetto.

El Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad de Buenos Aires informó que invertirá más de $29.000.000 para ensanchar la avenida Rivadavia, entre Federico García Lorca y Nicolás Repetto, Caballito (Comuna 6). Se ganaría un carril y medio al techar la vía norte de la rampa del subte A (San Pedrito – Plaza de Mayo), la cual está inactiva desde hace años. La vía sur sigue en funcionamiento al vincular la red con el Taller Polvorín. Además, hay centenarias rejas que serán conservadas y puestas en valor.

Según fuentes oficiales, la vía norte será techada y se usará como cochera. Hace años que está fuera de uso. De hecho, si uno pasa por la zona puede ver autos estacionados. Los trabajos se extenderán, al menos, por siete meses.

El pliego de la licitación hace énfasis en conservar las rejas perimetrales, ya que datan de los comienzos de la Línea A, la primera del subte porteño. La empresa adjudicada también deberá reconstruir el muro que las contiene.

La centenaria rampa, cabe recordar, fue realizada por la Compañía de Tranvías Anglo Argentina (CTAA) para las obras de construcción de la línea A y luego conservada para vincular la línea con el Taller Polvorín, ubicado en la esquina de Emilio Mitre y José Bonifacio. Adicionalmente, fue utilizada para la prestación de servicios tranviarios “mixtos” con el Subtehasta la intersección de Rivadavia y Lacarra, que operaron entre junio de 1915 y diciembre de 1926, informa el sitio especializado En El Subte.

Esta obra ya se había anunciado en 2015. En aquel entonces Ciudad había presupuestado la obra en $6.500.000. Iba a durar 100 días. De hecho, desde entonces hay carteles de obra en los alrededores de las vías.

“La rampa está rodeada por un muro y rejas históricas pertenecientes a las instalaciones de la línea A. La pared será demolida, los barrotes se repararán y luego se volverán a colocar, pero ganando metros de calle”, dijeron voceros de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) en aquel entonces.

Esos barrotes “no serán reemplazados, sino que se correrán para seguir conservando su valor centenario y testimonio vivo de nuestra primera línea de subte”.

El plan de 2015 incluía la apertura del bulevar a la altura de Repetto. En la mano a Provincia los automovilistas iban a contar con un giro permitido hacia la izquierda para retomar por Rivadavia en sentido al Centro o continuar por Cachimayo.

En ese entonces entidades patrimonialistas y vecinos de la zona se mostraron preocupados por los posibles daños al patrimonio porteño que podían ocasionarse con la obra. Es de esperar que vuelvan a mostrar su alerta ante la nueva licitación del Gobierno porteño.