Cannabis medicinal: ordenan a la ObSBA pagar el aceite a una menor con epilepsia

La Justicia hizo lugar a una medida cautelar para que la obra social de los empleados públicos porteños abone el tratamiento.

La jueza Elena Liberatori, titular del Juzgado Nº 4 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires, ordenó a que la Obra Social de la Ciudad de Buenos Aires (ObSBA) pague el tratamiento con aceite de cannabis a una paciente de tres años discapacitada y diagnosticada con “Síndromes Epilépticos Especiales”.

La madre de la menor solicitó “el dictado de una medida cautelar mediante la cual se ordene a la Obra Social de la Ciudad de Buenos Aires la cobertura total e integral del medicamento ‘Charlotte’s Everyday Advanced (CBD) (Laboratorio proveedor Stanley Brothers, Aceite 5000mg7100CC)’ como el reintegro de los costos soportados para obtener del exterior la medicación mencionada, que alcanzarían la suma de U$S1.099,98, ello conforme las prescripciones del médico tratante”.

En cuanto a la normativa aplicable al caso, la magistrada señaló la Constitución local en sus artículos 2 y 38; las leyes nacionales 25.404, ley 24.901; y la ley porteña 114 sobre “Protección Integral de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes”.

Asimismo, afirmó que “la medida aquí solicitada aparece como la única posibilidad de evitar el daño actual debido a su situación económica y familiar que le impediría acceder de otro modo al tratamiento prescripto; máxime cuando, tampoco se advierte, que la concesión de la cautelar implique la afectación de un interés público al que deba darse prevalencia”.

“A su vez, resulta oportuno poner de relieve que corresponde la concesión de la tutela anticipada ante situaciones donde se encuentra en serio riesgo la salud de las personas, habida cuenta que la salud es un valor imprescindible para el desarrollo humano. Esta circunstancia, permite verificar el peligro en la demora existente, dado que si la presente medida no es concedida de manera oportuna, las consecuencias para la salud de la niña podrían ser irreparables”, concluyó Liberatori.