Capturan a un sujeto que chantajeó con fotos íntimas a una mujer

La División Conductas Ilícitas sostiene que se trata de una nueva modalidad de chantaje sexual llamado “Sex-Tortion”.

Personal de la División Conductas Ilícitas, dependiente de la Dirección General de Prevención e Investigación de Delitos Tecnológicos de la Policía de la Ciudad realizó una investigación a raíz de una denuncia de “sex-tortion”, modalidad de chantaje en el cual el delincuente en poder de fotos o videos íntimos de su víctima, le pide dinero a cambio de la devolución del material.

En este caso, la víctima fue una joven de 20 años, quien explicó que tiempo atrás, le habían robado el celular a su pareja donde tenía fotos íntimas, tras lo cual una persona la contactó a través de la red social Instagram y comenzó a extorsionarla con publicar esas fotografías si no le pagaba el dinero que le exigía.

La Fiscalía del Barrio de la Boca, a cargo del Dr. Marinez Burgos instruyó a la Policía de la Ciudad para que lleve adelante una investigación para dar con el chantajista.

Es así que el personal policial comenzó a comunicarse con el sujeto mediante el perfil de la red social de la damnificada, coordinando un encuentro en una plaza que se encuentra junto a la estación de tren del barrio de Lugano.

En ese lugar la víctima entregaría un sobre con dinero y el delincuente un dispositivo con sus fotos; por su parte los agentes montaron un dispositivo de vigilancia en la plaza seleccionada.

El estafador envió la foto de un hombre quien sería el encargado de hacer la entrega. Una vez que los policías detectaron a la persona, una oficial femenina se acercó haciéndose pasar por familiar de la víctima.

Al momento del intercambio, los oficiales interceptaron al hombre a fin de evitar su escape. Tras su identificación, el demorado resultó ser un empleado de una mensajería de Almagro que había sido contratado por el extorsionador para llevar a cabo la operación.

Siguiendo las órdenes de la fiscalía, los policías secuestraron el celular y el pendrive del mensajero. Una vez analizado, los investigadores obtuvieron el domicilio del delincuente que fue identificado tras diversas tareas de investigación.

El Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°26, del Dr. Caunedo, ordenó el allanamiento de la vivienda del imputado, un hombre argentino de 24 años de edad, logrando así su detención, además se secuestraron cuatro teléfonos celulares, una CPU, una tablet, una notebook, un pendrive y otros elementos relacionados con la investigación.