Caso Mühlberger: el Fiscal General de la Ciudad dijo que se «recibieron muchos llamados de quienes dicen ser víctimas»

Se trata de personas que habrían comprado el supuesto producto «con elementos curativos para el coronavirus».

l fiscal general de la Ciudad de Buenos Aires, Juan Bautista Mahiques, reveló hoy que el Ministerio Público Fiscal porteño recibió «muchos llamados de personas que dicen ser víctimas por haber comprado el supuesto producto `con elementos curativos para el coronavirus´ que ofrecía el detenido» Rubén Oscar Mühlberger, director de la clínica de salud estética clausurada ayer en el barrio porteño de Retiro.

Además, dijo que aún no se pudo determinar si el hombre cuenta con título profesional y si su matrícula como médico se encuetnra al día, dos aspectos sobre los que la Justicia porteña aguarda «una respuesta formal» de parte de las instituciones a las que se le requirió la información en el marco del expediente que derivó el la detención de Mühlberger.

«Pedimos al organismo correspondiente que nos informe si el imputado tenía el título para ejercer y su matrícula al día, pero aún no tenemos una respuesta formal», dijo hoy a TN el titular de la Procuración porteña, Juan Bautista Mahiques.

En ese marco, señaló que, a raíz de la «mediatización» que cobró el caso, recibieron en las últimas horas «muchos llamados de quienes dicen haber sido víctimas de este señor, por haber comprado un producto que decía que tenía propiedades curativas» y que están dispuestas a «presentarse en la causa».

«Son personas que no declararon y dijeron que también tenían sus reparos respecto a si quienes los atendieron tenían las revalidas de sus títulos», agregó Mahiques.

Además, Mahiques confirmó que la titular de la fiscalía PCyF N° 11, Valeria Massaglia, a cargo del procedimiento de clausura de la clínica Mühlberger, «se encuentra recolectando todos los elementos y documentación que se secuestraron en el allanamiento de ayer».

Por otra parte, el fiscal general de a Ciudad informó que se inició una causa a raíz de una investigación realizada por el Ministerio de Salud de Nación y otra por el delito contra la salud pública, iniciada por la Policía de la Ciudad, respecto a la falta de habilitación que existía sobre la clínica.

A su vez, Mahiques confirmó que preexistía «una investigación en trámite por la propaganda que hacía el imputado respecto de un producto que supuestamente tenía elementos curativos para el Covid-19».

«Si bien las imputaciones no tienen una escala penal elevada, desde lo moral y ético parece escandaloso», agregó.

En tanto, el abogado del imputado, Antonio Barrios, aseguró que la clínica «no estaba funcionando» y que «no había pacientes», al tiempo que dijo en diálogo con el canal TN que su cliente «se encontraba bien de salud, pero está totalmente sorprendido con esto».

«No hay que dramatizar, el doctor tiene su diploma y lo de la matrícula será una cuestión administrativa que es un tema menor», agregó el abogado.

Tras confirmar que estuvo ayer en el allanamiento, pero que se retiró del lugar, el letrado dijo que le preocupa la salud del detenido porque «se encuentra inmunosuprimido y no es un lugar en el que tenga que estar en este momento».

Además, Barrios confirmó que aguardan para ver el expediente de la causa en la que la fiscal Valeria Massaglia ordenó el secuestro de diversos elementos de prueba, como ficheros, computadoras e historias clínicas, los cuales serán peritados en las próximas horas e incorporados a la investigación, consignó Télam.