Cayó en Parque Avellaneda otro de los que atacaron la comisaría de San Justo

Tomás Axel Sosa dormía bajo la autopista Perito Moreno. Intervino la Policía Bonaerense.

La Policía Bonaerense detuvo este lunes por la mañana al prófugo Tomás Axel Sosa, de 19 años. Estaba en situación de calle bajo de la autopista Perito Moreno, en Parque Avellaneda (Comuna 9). Es uno de los atacantes que irrumpieron en la comisaría 1 de San Justo.

Sosa fue arrestado por efectivos de la bonaerense y de la División Sustracción Automotores de la Policía Federal Argentina (PFA).

Este joven se suma a la lista de detenidos que intentaron copar la comisaría de San Justo para liberar al preso Leandro Aranda.

Ya habían sido arrestados por “tentativa de homicidio agravado” Zahira Ludmila Bustamante (19, novia de Aranda), Bruno Marullo Postigo Marullo (19), Daniel Rodríguez, Noé Nicolás Castillo (29) y Gonzalo Fabián D’Angelo (22).

El único sospechoso que está prófugo se llama Sebastián Rodríguez, de 39 años. Participó en el ataque en el que resultó gravemente herida la sargento Rocío Villarreal, quien podría perder la capacidad de caminar por el disparo que le destruyó una vértebra y le lesionó la médula.

El presidente Mauricio Macri junto a su esposa Juliana Awada visitó este sábado a Villareal, quien permanece internada en la Clínica Fitz Roy de Villa Crespo (Comuna 15). El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, también concurrió a ver a la joven de 25 años.

“Estuvimos con el presidente y su esposa y realmente la vemos muy bien, con mucha fuerza y ganas. El presidente le manifestó el acompañamiento que tiene ella y su familia”, comentó el ministro y agregó: “Que venga el presidente provoca una gran emoción en un policía herido. Fue una charla muy amena, hablaron unos minutos y ella le pidió tomarse una foto”.

“Hay locuras que son locuras y seguramente siempre tenemos que tomar recaudos para ir mejorando. Esto no fue una situación de inseguridad, a veces hay locuras y si bien trabajamos para que estas cosas no ocurran, la toma es imposible de pensarla. Repito que yo prefiero que los presos estén apretados en la comisaría y no afuera delinquiendo”, sumó Ritondo.