Cayó Víctor Hugo Lencina Fernández, el asesino quense había fugado del Pirovano

El condenado por homicidio Víctor Hugo Lencina Fernández fue capturado en la localidad bonaerense de Santa Teresita.

El 20 de diciembre Lencina se había escapado por una ventana del hospital Pirovano, donde estaba internado por una intervención quirúrgica.

Cuando recibió el alta, el día que debía ser trasladado nuevamente al penal de Lisandro Olmos, pidió permiso para ir al baño y se escapó por una ventana.




Lo buscaban desde entonces y cayó en las últimas horas en Santa Teresita.

El condenado por el crimen de un policía en 2013 estaba escondido en la localidad balnearia y lo atraparon in fraganti cuando, a bordo de un Fiat Punto junto a otro hombre de unos 53 años, estaban a punto de cometer un robo.

Por la fuga el 20 de diciembre fueron separados los dos agentes del Servicio Penitenciario que tenían a cargo su custodia y que le quitaron las esposas para que fuera al baño.