Cese de tareas docente y marcha a la Legislatura porteña para rechazar la paritaria del 12%

También protestarán por la falta de vacantes y el cierre de sedes del plan Fines. Se reunirán con funcionarios porteños el jueves.

Este martes 20 de marzo los docentes porteños agremiados en la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE – CTERA) harán un cese de tareas desde el mediodía. A las 14 habrá una protesta frente a la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires (Perú 160, Comuna 1). El jueves el Gobierno porteño recibirá a los gremios para continuar con la discusión paritaria.

Según divulgó UTE, son varios los reclamos de la jornada. Se rechazará el 12% de aumento ofrecido por el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, encabezado por Soledad Acuña. Pedirán que haya una discusión salarial “sin techo” y sin “ajuste salarial”.

Además, rechazarán la creación de la UniCABA en reemplazo de los 29 profesorados. “No al cierre de los Fines ni a los despidos de administradores de red”, es otro de los pedidos. Se le suma el aumento de asignaciones familiares. Están “congeladas en la CABA desde hace cinco años”, según el gremio capitalino.

Junto a UTE se pliega la Central de Trabajadores de Argentina (CTA de los Trabajadores).

En tanto, docentes de la Unión de Trabajadores de la Educación desde sus lugares de trabajo compartieron en redes sociales fotos y mensajes dirigidos al Gobierno de la Ciudad. En ellos pedían “desde las aulas” que “no se ponga el techo del 12% a los salarios docentes” ya que “implicaría una rebaja en términos de poder adquisitivo de al menos un 8%”. Fue una respuesta a la administración capitalina que pedía discutir salarios con “los maestros y alumnos en las aulas”.

En un comunicado, UTE expuso: “Se dio a conocer el IPC Ciudad del febrero (índice de Precios al Consumidor CABA), que llevó al 4,2 la inflación acumulada en los primeros dos meses del año. La mayoría de las consultoras prevén un incremento anual superior al 20% que, a su vez, coincide con el aumento del ABL de CABA dispuesto por el propio ejecutivo municipal. De este modo, aceptar una oferta del 12% sin actualización automática significaría para los trabajadores de la educación admitir que les bajen el sueldo”.

“A través de la campaña las maestras y los maestros de Ciudad exponen a los gobernantes y a la opinión pública que la falta de voluntad para solucionar el conflicto y la responsabilidad de las posibles medidas de fuerza están del lado de las autoridades”, agregaron los sindicalistas.

Obtenga actualizaciones en tiempo real en su dispositivo, suscríbase ahora.

error: