Cierra Notorious, bar icónico para la comunidad del jazz en la Ciudad

El lugar funcionó durante 23 años en el barrio de Recoleta.

La crisis económica se lleva a otro lugar emblemático de la cultura y la música de la Ciudad de Buenos Aires. El bar Notorious, punto icónico de la comunidad del jazz, anunció su cierre después de 23 años. El local se encontraba situado en Recoleta, y pasaron por allí los máximos referentes del género a nivel local, con algunas visitas internacionales.

Los encargados de “Notorious Bar” dieron a conocer la mala noticia este jueves 25 de febrero en sus redes sociales. “Con mucha tristeza les contamos que cierra Notorious. Fueron casi 23 años de historias, de amores, de risas, de baile entre las mesas y de magia. Casi 23 años de música; mucha música; muy buena música hecha por músicos; muchos músicos; increíbles músicos”, enfatizaron.

El lugar había abierto en 1998 en Callao 966. En sus orígenes fue una disquería, que ofrecía la novedad de pantallas táctiles en sus mesas que permitían escuchar a los clientes sus temas favoritos. Debido al éxito, se transformó en un bar, impulsando la presentación en vivo de numerosos artistas del jazz, la bossanova y hasta el tango.

En su carta de despedida, “Notorious” repasó algunos de los hitos de su existencia. “Nos despedimos recordando a todas aquellas glorias del jazz y de la música que hicieron de este lugar su casa y que dejaron este espacio impregnado de su arte: Jorge Lopez Ruiz, Walter Malosetti, Jorge Anders, Hugo Pierre; al encargado de la programación, el muy querido Juan Trasmonte, que nos dejó el año pasado”, precisó el texto.

Entre los artistas internacionales que visitaron el lugar, se anotan Paulinho Moska, Nando Reis, Caetano Veloso, que asistió a un show de Moreno Veloso y la hija de Vinicius de Moraes, entre otros.

Noticias relacionadas

Si bien la pandemia afectó con fuerza a todo el rubro gastronómico y cultural, Notorious lo sufrió por demás, ya que obtenía parte de sus ingresos de las presentaciones en vivo, que no fueron habilitadas hasta ahora en el espacio interior. Entre noviembre y el último mes, optaron por shows en el jardín del local, pero ello no fue suficiente para compensar, sobretodo, el costoso gasto de alquiler en pleno Recoleta.

Desde hace más de una década, el lugar era administrado por Víctor Ponieman, saxofonista y dueño de la editora discográfica Random Records. La carta de despedida aclara que el cierre del club nocturno no impide que “el proyecto continúe produciendo shows en otros espacios y acompañándolos diariamente desde las redes con historias, recomendaciones y sugerencias”.

“Ojalá que este adiós sea un hasta luego. Que pronto volvamos a encontrarnos en un cálido abrazo y que la música nos siga acompañando para siempre”, culmina la sentida misiva. La novedad causó conmoción y tristeza en el ambiente del jazz, ya que Notorious era uno de los puntos más importantes de toda la Ciudad.

Su despedida se suma a otras que experimenta el territorio porteño vinculadas a la cultura y los bares notables. El casi centenario Bar Montevideo, situado en Palermo, no sobrevivió al cambio de año. La Flor de Barracas, fundado en 1906, había sido uno de los primeros en informar su cierre cuando aún no se había rehabilitado la vuelta del rubro gastronómico a la actividad.

Ya en 2021, los bodegones “Oviedo” y “El Obrero”, en Palermo y La Boca, dieron cuenta de una decisión similar, amparados en la imposibilidad de readaptarse a la nueva normalidad que impone la pandemia, en un estilo de atención a los clientes que resulta complejo imponer, junto a la mala situación económica y la suba de gastos fijos.

De acuerdo a la información recientemente difundida por el Indec (Instituto Nacional de Estadística y Censos), la gastronomía y hotelería fueron los rubros con la mayor caída durante el año 2020. En relación al año anterior, experimentaron un descenso del 48,6 por ciento, bastante por encima del promedio, que marcó un retroceso del 10%.