Ciudad abrió en Flores una planta de baldosas hechas con material reciclado

Allí se construyen por día entre 800 y 1.000 placas que luego se instalarán en el espacio público.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires inauguró en el barrio porteño de Flores (Castañares 2350, Comuna 7) una planta de reciclado del Ente de Mantenimiento Urbano Integral (EMUI) donde se fabrican baldosas con el material que los vecinos acercan a los Puntos Verdes y Campanas.

Se producen todos los días, de manera automatizada, entre 800 y 1.000 baldosas de 64 panes (40 por 40 centímetros).

La materia prima más utilizada es la arena silícea, que supone el 40% del peso total de la baldosa. Con la utilización del vidrio triturado, material presente en varios componentes reciclados como aparatos eléctricos y electrónicos, se puede sustituir en un 10% la utilización de arena.

Para pulir las baldosas se usan unos cepillos que necesitan 32.000 litros de agua para no rayar el material de trabajo. En la planta hay una pileta decantadora de sedimentos que permite limpiar el agua utilizada y reutilizarla en forma constante.

La Ciudad de Buenos Aires genera más de 6.700 toneladas de residuos a diario. Más de la mitad de ese total reciben tratamiento y son recuperados según el tipo de material de que se trate, informaron fuentes oficiales.