Ciudad agregó 749 muertes por Covid-19 desfasadas de julio y agosto

Se hizo de forma paulatina en los partes diarios, lo que elevó la tasa de letalidad a 3,48%.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires realizó una carga diferida de fallecimientos correspondientes a los meses de julio y agosto donde se incorporaron 749 decesos que antes no fueron registrados. Es por eso que en las últimas semanas la tasa de letalidad llegó al 3,48%. El parte de la CABA del 29 de octubre registraba 5.095 muertes desde el inicio de la pandemia. Fuentes oficiales no descartan nuevas cifras diferidas, pero menores.

Semanas atrás, el ministro de Salud porteño Fernán Quirós dijo que era probable algún grado de demora en la carga. Rechazaba que fuera superior a los 1.500 casos, una cifra de proyecciones matemáticas expuesta por Guillermo Durán, asesor epidemiológico del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

El debate sobre los decesos desfasados inició cuando la Provincia desde fines de septiembre empezó a usar un nuevo sistema, que cruza tres fuentes diferentes: el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SISA), el Sistema de Gestión Camas (SIGEC) y el Registro Provincial de las Personas. Por este motivo, registró más de 3.500 muertes adicionales por coronavirus.

Fuentes del Gobierno porteño dijeron ante el nuevo conteo que “el desfasaje ocurrió solo en el pico porque los efectores estaban desbordados; antes y después se normalizó”. Señalaron que “intervienen muchísimas personas”, por lo que es hecho con pericia.

Hasta el 23 de septiembre, la Ciudad había confirmado 851 muertes que correspondían a julio. En el último mes paulatinamente se sumaron 442 fallecimientos por Covid que no se habían contabilizado durante el transcurso del mes en cuestión y se cargaron con posteridad. El incremento representaba casi un 42%. Con demora, también se sumaron 347 muertos a los 912 fallecidos en agosto que se habían informado hasta el mes pasado. Hasta el momento la corrección de los dos meses añadió 749 nombres al listado de fallecidos, consigna Clarín.

El Gobierno porteño señalan que solo les corresponden pocos más de 500 “nuevos” fallecidos. Destacan que cerca de 150 eran ciudadanos que vivían en Provincia y estaban domiciliados en Capital y fueron cargados en el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SISA) por las autoridades bonaerenses. “El sistema es transparente; el desfasaje representó entre le 10% y el 12% por ciento del total en el peor momento de la pandemia”, dijeron.

“La Ciudad trabaja permanentemente para optimizar la carga de los datos relacionados al COVID-19 con el objetivo de mantenerlos lo más actualizados posible en el SISA. En esa línea, cuenta con un equipo de alrededor de 100 personas especialmente destinado a la tarea que ha logrado disminuir significativamente los tiempos de procesamiento”, informó oficialmente el ministerio de Salud de la Ciudad ante la consulta de Clarín.

Por su parte, el bloque Frente de Todos en la Legislatura presentó a mediados de octubre un pedido de informes sobre las cifras oficiales. “El paso del tiempo corroboró lo que decíamos cuando presentamos el proyecto para que se utilice el mismo sistema que en Provincia. El subregistro de muertes por covid fue muy elevado. La única hipótesis que se me ocurre es que la visibilidad del aumento del número de casos chocaba con la estrategia de apertura que Larreta estaba llevando adelante”, dijo Matías Barroetaveña, uno de los autores del proyecto.