Ciudad avanza en la discusión sobre la transformación de residuos en energía

Desde el ministerio de Ambiente y Espacio Público convocaron a una reunión para hablar sobre biomasa y termovalorización. Hay críticas.

Desde el ministerio de Ambiente y Espacio Público convocaron a una reunión para hablar sobre biomasa y termovalorización. Hay críticas.

El Subsecretario de Higiene Urbana del ministerio de Ambiente y Espacio Público de la ciudad de Buenos Aires convocó a la Comisión de Asesoramiento Técnico a una reunión extraordinaria para evaluar “tecnologías de tratamiento de residuos, incluyendo específicamente la biomasa y la termovalorización energética de residuos”, según reza la nota de convocatoria firmada por Renzo Morosi (titular de la cartera) y Marianela Giffi secretaria Administrativa de la Comisión Basura Cero.

La valorización energética de residuos es un proceso mediante el cual los vertidos se someten a ciertos tratamientos, de forma que se reduce su volumen y se generan, por un lado, unas pequeñas cantidades de residuos y, a su vez, energía proveniente de los materiales contenidos.

La biomasa es la cantidad de productos obtenidos por fotosíntesis, susceptibles de ser transformados en combustible útil y materias primas de tipo renovable.

El encuentro convocado para este viernes en el Palacio Lezama se desarrollará en medio de un fuerte debate sobre la generación de residuos y la limitada capacidad para la gestión de los residuos sólidos urbanos en los rellenos sanitarios gestionados por CEAMSE, que al ritmo actual colapsarían en cinco años.

Si bien el gran desafío porteño es reducir la cantidad de residuos, principalmente mediante la separación en origen, entidades ambientalistas como Greenpeace sostienen que la termovalorización “obliga a las ciudades a seguir generando residuos” por el valor que se obtiene, y se contradice con la política de Basura Cero, establecida en 2005, que se propone reducir al mínimo la generación de residuos.

Otras voces señalan que se trata de eufemismos, y que lo que en realidad se busca es incinerar la basura, algo que está expresamente prohibido por Ley en la Ciudad Autónoma.

La Comisión de Asesoramiento Técnico está compuesta, según lo establece la Ley 1.854, por dos representantes de universidades, un representante de asociaciones de trabajadores relacionadas a la industria del reciclado, dos representantes de asociaciones empresarias relacionadas a la industria del reciclado, tres representantes de organizaciones no gubernamentales dedicadas al desarrollo sustentable, tres representantes de Cooperativas de Recuperadores Urbanos, tres miembros de tres comunas diferentes, un representante de una cámara o asociación que nuclee a los Generadores Especiales de residuos y un representante de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires en carácter de miembro observador.