Ciudad cambia la forma de emplear profesionales de la salud: licencias diferenciadas para Guardia y facilidades para médicos extranjeros

El Poder Ejecutivo porteño busca agilizar los trámites en las designaciones y evitar la superposición de cargos.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, envió un proyecto de ley a la Legislatura porteña para cambiar la forma en que el Estado capitalino emplea a profesionales de la salud.

La defensa del proyecto habla de “contribuir al desarrollo y actualización de la carrera de los profesionales de la salud” y a “generar mayor transparencia en los mecanismos de selección e ingreso de profesionales al Sistema Público de Salud”.

En este sentido, el proyecto promueve “una mayor agilidad a los procesos concursales para el ingreso de profesionales, otorgando a los efectores de esta Ciudad la autonomía para llamar a concursos públicos, eliminando las dilaciones previstas en el régimen actual que sólo faculta al Ministro de Salud para hacerlo”.

El Gobierno porteño propone para los profesionales que se desempeñen en la Guardia “un régimen de licencias diferenciado que respete criterios de proporcionalidad y razonabilidad respecto de aquellos profesionales que se desempeñen en cargos de Planta”.

También se garantiza que no haya “incompatibilidades y conflictos de intereses que pudieran surgir por acumulación de cargos”.

Otro aspecto es generar facilidades para médicos extranjeros: “Se promueve la integración y el respeto por la diversidad, el presente proyecto amplía el acceso a la carrera para los profesionales extranjeros con residencia permanente. Sin exigir la ciudadanía, en consonancia con la normativa laboral vigente y los Convenios suscriptos con otros países para la homologación del título profesional”.

Este proyecto que pronto debatirán las comisiones parlamentarias correspondientes “promueve la renovación periódica de los cargos de conducción en los efectores del sistema, y la ampliación del universo de postulantes a todo el sistema público de salud”, según sus autores. “Estas modificaciones posibilitan un escenario de movilidad y crecimiento más amplio para los profesionales, y contribuyen a jerarquizar la función de conducción ya que fomentan una más amplia, libre y plural participación en los procesos de selección”.

“Se incorpora en el proyecto un capítulo que recopila y ordena las licencias aplicables a los profesionales de la salud, incluyendo el régimen de licencias familiares que se ha enviado a la Legislatura en julio de este año y que actualmente se encuentra bajo tratamiento en comisión”, agregan.

Según Ciudad, el proyecto surge “como resultado de una ardua y extensa tarea de análisis, negociación y colaboración para el consenso, entre las autoridades del Poder Ejecutivo y las Asociaciones Gremiales que agrupan y representan a los profesionales de la salud”.