Ciudad concesiona los bajos de la Autopista 25 de Mayo por 30 años

Se votará el próximo jueves en la Legislatura porteña.

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires votará el próximo jueves dos proyectos de ley para concesionar por 30 años los bajos de la Autopsita 25 de Mayo, que atraviesa los barrios de San Telmo, Constitución (Comuna 1), San Cristóbal (Comuna 3), Boedo (Comuna 5), Caballito (Comuna 6) y Flores (Comuna 7). En la actualidad hay clubes de barrio, centros culturales y complejos deportivos.

Según uno de los dos proyectos de ley, autoría del Poder Ejecutivo porteño (Expediente 3045-2017), las concesiones que hayan sido otorgadas sobre los predios “mantendrán su vigencia hasta el plazo establecido en su respectivo contrato”.

Según se dispone en el texto que se votará el próximo jueves, la restitución de los predios al Gobierno porteño “por el cumplimiento del plazo de cada concesión o bien, por los incumplimientos que den motivo a la resolución del contrato, incluirán la devolución de las construcciones en el mismo estado de conservaciones, más las eventuales mejoras y construcciones que se hubieren realizado sin otorgar derecho alguno por compensación, ni indemnización a favor de la concesionaria”.

El Poder Ejecutivo defiende la medida: “Una autopista es una barrera urbana que fragmenta los barrios que atraviesa, corta la luminosidad y es percibido como insegura. Concretamente, los espacios que se encuentran debajo de la autopista fueron destinados a diversos usos con la modalidad de concesión o permiso de uso precario por corto plazo, lo que llevó a que se realicen inversiones mínimas en su mayoría cocheras y canchas de alquiler sobre las calles pasantes”.

“El objetivo principal del proyecto de ley que se propicia es favorecer las potencialidades de dicha autopista, internándola con la trama urbana y potenciándola a través de usos que permitan la continuidad del paisaje urbano. Dentro de los usos que son permitidos para los bajo autopista conforme el Código de Planeamiento Urbano, es de particular interés que se fomenten los centros culturales, locales comerciales, talleres y oficinas”.

“En tal sentido, se propicia que los concesionarios puedan realizar obras que permitan enriquecer el paisaje, contribuyendo a la vida urbana y generando bienestar público. Asimismo, la geometría de las subidas y bajadas a Ia autopista pueden mejorarse exponencialmente en términos de tránsito, con dimensiones y afectaci6n que mejore a Ia circulación transversal, tanto vehicular como peatonal. Para que estas obras puedan concretarse y econ6micamente sean viables, es necesario que las concesiones sean a largo plazo. El superior interés público anteriormente detallado justifica la normativa propuesta”, añaden fuentes oficiales.

El otro proyecto de ley propone “el llamado a licitación pública para concesionar los espacios delimitados por los cruces de las calles Bonorino y av.  Carabobo; Curapaligue y Thorne;  Dean Funes y La Rioja,  genéricamente denominados Bajo Autopista, situados debajo del trazado de las Autopistas 25 de Mayo (AU 1)”. Los autores son los legisladores Diego García de García Vilas, Diego Marías y la exlegisladora Graciela Ocaña (Expediente 2148-2017).

“El presente proyecto de Ley se desarrolla con el propósito de brindar utilidad a la Ciudad de los predios bajo autopista.  En la actualidad dichos predios se encuentran en una situación precaria, en malas condiciones de mantenimiento,  limpieza y sin vigilancia,  afectando los espacios para la recreación de los habitantes de la ciudad”, fundamentan los representantes.

“El uso de  estos espacios forma parte de la vida cotidiana de las personas al entramar un espacio de socialización que facilita el desarrollo de vínculos de afinidad, solidaridad y reciprocidad brindando un espacio de participación colectiva y comunitaria.  El proyecto autoriza el otorgamiento de una concesión como estrategia de incrementar valor social a dichos espacios.  En este sentido, se establece un plazo de 10 años para el desarrollo de distintas obras que  garanticen la integración urbana del emprendimiento, la accesibilidad y conectividad del entorno.   Asimismo en el anexo II se establecen los lineamientos que deben tenerse en cuenta para el desarrollo del Plan Integral de manera tal que las obras a realizarse garantizacen una ciudad segura, sustentable y armoniosa, fomentando el trabajo la producción industrial y de servicios”, añaden.