Ciudad defiende el Complejo Polivalente Hospitalario del Sur

El proyecto oficial, cuya construcción finalizaría en 2023, implica mudar cuatro hospitales públicos a tierras del Muñiz.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires avanza con el proyecto para crear el Complejo Polivalente Hospitalario Sur, que implica mudar cuatro hospitales públicos a tierras del Hospital Muñiz (Uspallata 2272, Parque Patricios, Comuna 4). La intención es iniciar los trabajos en 2020 e inaugurarlo en 2023. Tendría 550 camas, 14 quirófanos y 120 consultorios.

El Conmplejo atendrá al mayor nivel de complejidad de la red para las cinco especialidades del Hospital Muñiz, del Instituto de Rehabilitación Física (Echeverría 976, Comuna 13), del Hospital de Oncología María Curie (Patricias Argentinas 150, Comuna 6), del Hospital Ferrer (Finochietto 849, Comuna 4) y del Hospital de Gastroenterología Udaondo (Caseros 2061, Comuna 4).

Tendrá Resonancia, PET, Tomografía, Cámara gamma, Acelerador lineal, Arco en C angiográfico. El Complejo será una Unidad de Proyecto Especial (UPE) y contará con la dirección médica del doctor Eduardo Schiavi. Dependerá de la Subsecretaria de Planificación Sanitaria.

Según un documento oficial, este Complejo es “la alternativa más apropiada para mejorar las condiciones de trabajo de los equipos de salud para la atención de pacientes con una estructura edilicia adecuada y equipamientos modernos que brindarán más calidad y seguridad que cualquier readecuación de la estructura actual”.

“El nuevo hospital permitirá implementar una interrelación entre rehabilitación, internación, manejo de crónicos (incluyendo respiratorios) orientándose hacia una visión integral”, añaden.

“Se mantendrán las especialidades existentes de apoyo y se podrán nuevas como consecuencia de la interacción de los cinco hospitales. Atenderá a pacientes adultos y los casos pediátricos específicos que se atienden actualmente en los Hospitales Muñiz e IREP”.

Para defender la iniciativa, el Gobierno porteño dice que el Complejo “contará con procesos y áreas específicas para pacientes oncológicos, infectológicos, respiratorios, gastroenterológicos y que necesitan rehabilitación integral, constituyendo el más alto nivel de complejidad y resolución de la red. Se contempla además la posibilidad de desarrollar trasplantes que no se hacen en la red actualmente (médula ósea y pulmón). Se incorporará un centro para Insuficiencia renal crónica.

Los trabajadores de la salud están en estado de alerta y movilización. En el Curié y en el IREP se hicieron abrazos simbólicos, asambleas y marchas.

En ambas jornadas hubo médicos y delegados gremiales. Apoyaron también entidades vecinales, trabajadores del Hospital Durand, Hospital Udaondo, Junta Interna de la Dirección Federal de Música ATE, Junta interna ATE Garrahan, entre otros.