Ciudad desalojó y reubicará a feriantes y manteros del Parque Centenario

Previo al operativo, les había incautado mercadería.

Este domingo la Policía de la Ciudad hizo un gran operativo para desalojar a los feriantes del Parque Centenario que no estaban censados de forma oficial. Días atrás les había incautado mercadería. Habrá reuniones esta semana entre autoridades oficiales y los puesteros para reubicarlos y que puedan seguir trabajando en otro lugar, dijeron fuentes oficiales.

Los vecinos de Caballito desde hace tiempo hacían quejas por el funcionamiento de manteros no registrados. El jefe de Gobierno de la Ciudad en septiembre se había comprometido a expulsar a aquellos vendedores que no estuvieran censados por el Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño.

En la semana la Ciudad había incautado mercadería de los feriantes. Muchos de ellos denunciaron que estaban censados, pero que de todos modos les retuvieron los elementos de trabajo.

En el Parque Centenario se pueden diferenciar cuatro sectores de feria. El primero de ellos es el de los artesanos, quienes venden sus manualidades dentro del primer cordón de rejas, en el paseo peatonal que hay desde el mástil de Díaz Vélez y Marechal.

El otro sector es el de los puestos registrados de la avenida Patricias Argentinas, hacia el lado de la Sede Comunal 6 y el Hospital Naval. Son los que tienen estructuras metálicas y llegan hasta el Museo Natural de Ciencias Bernardino Rivadavia.

En el último tiempo se armó una feria de manteros sobre la vereda de Díaz Vélez, de Acevedo hacia el lado de Marechal.

La feria de libreros está sobre Marechal y sobre el pasaje peatonal Lillo.

Paula Scauzillo, directora general de Fiscalización del Espacio Público porteño, afirmó a Télam que “mañana (lunes) y el martes habrá reuniones con delegados y diferentes sectores de los feriantes y manteros para reubicarlos y que puedan seguir trabajando”.

Sobre lo ocurrido el domingo, la funcionaria explicó que “se evitó la instalación de manteros ya que uno de los objetivos del Gobierno de la Ciudad es recuperar el espacio público y el otro objetivo importante es que esta gente tenga una ubicación para que puedan seguir trabajando, ya que sabemos que los manteros subsisten con la venta de sus mercaderías”.

“La feria ilegal tenía parrillas y juguetes del cual no conocíamos su procedencia, que pueden afectar a la salud de la gente porque pueden contener plomo. Nosotros queremos evaluar el contenido y legitimizar la feria”, manifestó Scauzillo.

La funcionaria destacó que “entre 2017 y 2018 hubo más de 10.000 reclamos de vecinos de la Comuna 6 por venta ilegal y ocupación del espacio público por parte de manteros”.

Omar Guaraz, del sindicato Vendedores Libres (CTA de los Trabajadores), explicó a Télam que la feria “fue incrementándose en el último tiempo y había más de 500 vendedores que subsisten gracias a lo que venden allí”.

“El Gobierno de la Ciudad, como en cada enero de cada año, hizo un operativo y decomisó toda la mercadería guardada por los manteros y le impidieron a los vendedores poder trabajar”, aseguró Guaraz.