Ciudad descarta suspender el transporte público en el AMBA por ser “una medida muy extrema”

Fue en respuesta a una propuesta pública del ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, sobre una “Cuarentena Fase Cero”.

Este martes, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, dijo que no se suspenderá el transporte público dentro del Área Metropolitana de Buenos Aires (CABA y conurbano), pese al aumento de contagios diarios.

El mandatario porteño contestó de esta forma a una propuesta del ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, quien reclamó implementar un aislamiento que incluya cortar el transporte público. Habló de una “Cuarentena Fase Cero” por al menos 15 días para limitar al máximo la circulación de personas.

Para el mandatario capitalino es imposible: “Es una medida muy extrema”. Lo dijo a un día de reunirse con el presidente de la Nación, Alberto Fernández, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, por posibles endurecimientos en el aislamiento del AMBA.

En este contexto, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, señaló que es “preocupante la curva ascendente” que muestra el COVID-19 en la región y advirtió: “Va a hacer falta una restricción fuerte, hay un consenso de la ciudad de Buenos Aires y nosotros lo dijimos siempre, que si la situación se desmadraba íbamos a aplicar un freno”.

Este martes, el ministro de Salud porteño Fernán Quirós dio una conferencia y expuso: “Nosotros vamos gestionando una pandemia que es muy compleja, que depende de las políticas públicas, de la capacidad de montar una infraestructura sanitaria apropiada y también depende de la capacidad que tengamos los ciudadanos de sostener el cuidado colectivo y las normativas que están vigentes”.

En esa línea, remarcó que “naturalmente, después de casi 100 días de hacer un enorme esfuerzo, a muchas personas les cuesta sostener todas las recomendaciones y las normativas que tenemos vigentes, y eso va haciendo difícil mantener la intensidad de la pandemia”.

“Si la curva sigue progresando sistemáticamente, nosotros siempre hemos comunicado que íbamos a tener que pedirle un último y mayor esfuerzo a la gente para poder pasar la peor parte de la curva”, sostuvo.

Por último, precisó que la Ciudad de Buenos Aires tiene “400 camas de terapia intensiva en el subsector público” y actualmente “178 están ocupadas”, mientras que “el subsector privado tiene 1.600 camas de terapia intensiva, pero tienen una ocupación que está un poco arriba del 50%”.