Ciudad inicia la actividad educativa presencial y habrá evaluaciones de fin de año

Según fuentes del Ministerio de Educación porteño se desarrollarán en “espacios al aire libre y respetando la distancia social”.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunció que desde esta semana habrá actividad educativa presencial para grupos de hasta 10 personas en escuelas porteñas. Empiezan por las escuelas técnicas y medias y la semana próxima ocurrirá con las escuelas primarias.

Este lunes, Fabián Capponi, Director General de Educación de Gestión Estatal de la CABA, compartió fotos de un establecimiento escolar adaptado para esta actividad presencial y dijo: “Apertura de Escuelas. Estuvimos recorriendo las escuelas que abrirán esta semana junto a Soledad Acuña y Lucia Feced (Subsecretaría de Coordinación Pedagógica y Equidad Educativa), espacios al aire libre y respetando la distancia social  creemos que es un gran paso para avanzar hacia una nueva normalidad”.

La ministra de Educación de la CABA, Soledad Acuña destacó este lunes que “las escuelas de la Ciudad van a volver a abrir las puertas después de 213 días, esta semana. Vamos a empezar con los chicos del último nivel de cada ciclo, los de 5to de las escuelas media, los de 6to de escuelas técnicas y los de 7mo de escuelas primarias”.

“Siempre estoy hablando de gestión estatal. Las escuelas de gestión privada también pueden comenzar, pero tienen que hacer un trámite muy simple: comunicarse con la Dirección General de Educación Privada, confirmar que conocen y van a cumplir el protocolo, y a partir de ahí van a poder abrir sus puertas”, precisó, en compañía del ministro de Salud de CABA, Fernán Quirós.

En cuanto a la modalidad de trabajo, Acuña explicó que “vamos a trabajar de a grupos de diez chicos y chicas, con un docente, con un formato que se llama ‘burbuja’, que quiere decir que no se van a cruzar con otro grupo, y esto nos va a permitir que en caso de detectarse algún chico o docente con síntomas, se aísla a ese grupo y no se tiene que aislar a toda la escuela”.

“También está previsto que entre grupos haya una diferencia de media hora para poder higienizar y desinfectar toda la escuela”, añadió.

La ministra remarcó que “esto no es la vuelta a clases pensando en la escuela que dejamos en marzo, pero sí es algo muy importante para chicos y chicas que hace más de seis meses que no ven a sus amigos, que no pueden resolver entre pares, que no pueden resolver situaciones con sus docentes, y este es un primer paso”.

Por último, dijo que “es importante aclarar que no vayan mañana a las puertas de sus escuelas. Van a ser los docentes y escuelas quienes se van a comunicar con cada familia para que sepan en qué turno, horario y grupo les toca entrar, porque queremos evitar el amontonamiento y colas de gente”.

El secretario de Transporte y Obras Públicas, Juan José Mendez, aseguró que “venimos trabajando para garantizar que el transporte público sea seguro en la Ciudad de Buenos Aires” y, en este caso, dijo que “estamos trabajando en conjunto con el Gobierno nacional para incorporar al transporte público a los chicos y chicas que vuelvan a clase en los próximos días”.

“En el caso de los docentes, ya pueden utilizar el transporte público. Van a tener que tramitar su permiso en www.argentina.gob.ar/circular, y va a poder acceder a los establecimientos educativos el personal docente y no docente que tenga que sumarse para estas actividades, sin ningún inconveniente”, agregó.

Por último, afirmó que “la mayoría de los chicos y chicas que acceden a la educación en estos días lo hacen caminando o en bici”, y que “para ese grupo que necesita una respuesta desde el sistema de transporte público, en las próximas horas vamos a estar confirmando cómo vamos a incorporarlos”.

En tanto, la subsecretaria de Coordinación Pedagógica y Equidad Educativa, Lucía Feced, detalló que en las escuelas se va a trabajar “con el cierre de cada uno de los niveles educativos”, y que “la propuesta es que los chicos se encuentren con sus compañeros y docentes y trabajen en la transición, en el caso del nivel primario al secundario, en el caso de las escuelas secundarias y escuelas técnicas al mundo del trabajo y al nivel superior”.

“Y también en el fortalecimiento de los contenidos que han aprendido durante este año, las instancias de repaso y evaluación para el cierre del año y el inicio de la posterior etapa”, concluyó.

Desde el sindicato Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-CTERA) anunciaron la retención de servicios educativos presenciales a modo de protesta.

También emitieron este comunicado: “Reafirmamos la necesidad de garantizar la provisión de dispositivos y conectividad a las y los 6.500 estudiantes que lo necesitan hasta tanto la circulación del virus sea baja o nula. Las/los docentes de la Ciudad continuamos educando en modalidad a distancia en contexto de pandemia. Una vez más, el jefe de Gobierno Larreta y su ministra Acuña priorizan el marketing por sobre la salud de las y los estudiantes, sus familias, los trabajadores y las trabajadoras de la Educación en un distrito en el que la cantidad de casos sigue siendo muy alta. Esta supuesta “revinculación afectiva/recreativa/optativa”, no sólo no resuelve la continuidad pedagógica, sino que conspira contra las trayectorias educativas ya que a través de los dispositivos docentes y estudiantes estamos atravesando distintas etapas de aprendizaje, incluso con evaluación y acreditación de saberes”.

“A las graves condiciones epidemiológicas actuales y al retraso inexplicable en la carga de personas fallecidas por COVID en la Ciudad de Buenos Aires,  se suma el pésimo estado de la infraestructura escolar y las fallas en materia de seguridad e higiene para realizar actividades presenciales. Esta situación no se revierte con publicidad sino con un aumento del presupuesto educativo y una fuerte inversión que ponga a la educación como prioridad. En ese marco convocamos a una Retención de Servicios Educativos Presenciales en el marco de la Ley 23551 de Asociaciones Sindicales. Las autoridades siguen negándose al diálogo con los sindicatos y realizando anuncios mediáticos inconsultos que ponen en riesgo la salud de la comunidad”.

El gremio ADEMYS, que anunció una medida de fuerza de 48 horas para el 13 y 14 de octubre, envió esta nota a las familias de los estudiantes porteños: “El Gobierno de la Ciudad dispuso que los últimos grados de la escuela primaria y secundaria puedan asistir de manera voluntaria a “clases” algunas horas y algunos días por semana. Sin embargo, más allá de las ganas que tenemos de volver a ver a nuestros alumnos y alumnas, vemos varios problemas en ello. Nosotrxs más que nadie sabemos que el encuentro es irremplazable a la hora de construir el conocimiento. También entendemos perfectamente las necesidades que tienen lxs chicxs de verse y de las familias en cuanto a lo que viene costando la organización cotidiana sin escuela. Pero lamentablemente, siguen sin estar garantizadas las condiciones sanitarias para volver a la escuela. La cantidad de contagios sigue siendo altísima, rondando los 900 casos por día en Ciudad, y la circulación que supone el movimiento de alumnxs y familias no contribuirá a disminuirlos. Diferentes sectores de salud, agotados y con mucha preocupación nos piden que nos sigamos cuidando. En muchas provincias donde las clases han vuelto de manera anticipada, se tuvo que dar marcha atrás porque se aceleraron los contagios. Esto también ocurrió en otros países que creían tener controlado el virus”.

“Esta insistencia a la vuelta a clases a esta altura del año es otro “como si”, una puesta en escena por parte del gobierno para mostrarse como aperturistas, más que una genuina preocupación por el aprendizaje de los alumnos y alumnas con más carencias y problemas de conectividad. Si esta preocupación realmente existiera, hubiese sido el libre acceso a la conectividad y la entrega de computadoras la forma de avanzar en garantizar la educación para todxs. Pero esto sigue sin solucionarse. Lxs docentes tenemos muchas, muchísimas ganas de volver a encontrarnos con nuestros alumnos y alumnas. Queremos hacerlo, pero sin que esto suponga un riesgo para nuestra salud, la de ustedes, ni la de sus hijxs”.