Ciudad negó haber “privatizado” la vacunación y aclaró que firmó convenios con obras sociales

Una abogada presentó una denuncia y dijo que “las prioridades no pueden ser caprichosas, sino que son para los que están expuestos”. El senador nacional Mariano Recalde dijo que presentará un pedido de acceso a la información pública.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires rechazó la denuncia que presentó la abogada Natalia Salvo sobre una presunta “privatización” de casi 10.000 dosis de la vacuna Sputnik V en beneficio de los afiliados de siete obras sociales y entidades de la seguridad social.

Además, el senador nacional del Frente de Todos por la CABA, Mariano Recalde, había informado: “Presentamos un pedido de acceso a la información para que Larreta explique cuál es el plan de vacunación, por qué le entregaron dosis a prepagas y sanatorios privados, qué criterios están siguiendo y a quiénes vacunaron. La transparencia debe ser la regla para todos”.

“Para llevar adelante la campaña de vacunación de adultos mayores de 80 años en la Ciudad, se instalaron 29 centros de vacunación públicos con 180 postas y se firmaron convenios con siete obras sociales y entidades de la seguridad social que colaboran con la vacunación de sus afiliados. Los convenios firmados tienen lineamientos específicos en cuanto a la responsabilidad sobre las vacunas, su conservación, traslado y posterior aplicación, comprometiéndose a cumplir con las etapas de vacunación estipuladas por el gobierno nacional”, difundió el Gobierno porteño en un comunicado.

“El Gobierno de la Ciudad le ofreció este convenio a todas las obras sociales y privados. Hasta el momento, solo siete instituciones aplicaron y son esas siete las que están publicadas en la web, para un mejor acceso de sus afiliados al plan de vacunación de cada una de ellas”, añadió.

En la web oficial del Gobierno porteño se informa que hay 29 postas extrahospitalarias montadas en clubes, centros culturales e instalaciones deportivas para vacunar a las personas mayores de 80 años.

Noticias relacionadas

En el sitio oficial también se precisaba: “Si tenés alguno de estos prestadores de salud (obra social o prepaga) podés consultar cómo acceder a la vacunación contra el COVID-19: Hospital Italiano Hospital Alemán Hospital Britanico CEMIC OSUTHGRA – (Güemes) OSECAC OBSBA”.

De hecho, hay afiches digitales de estos centros de salud donde convocaban a sus afiliados.

Ante esta situación, la abogada Natalia Salvo presentó una denuncia contra el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y el ministro de Salud local, Fernán Quirós: “Presentamos una denuncia contra Larreta y Quirós en base a la existencia de contratos cuyos términos desconocemos con prepagas y obras sociales. Con estos convenios está privatizándose el plan de vacunación”.

En declaraciones a El Destape Radio, Salvo destacó que “están realizando una estafa a los ciudadanos y al Estado nacional. Las vacunas son un recurso del Estado nacional. Les puede caber una pena de 6 meses a 2 años”.

“Las prioridades en la vacunación no pueden ser caprichosas, sino que son para los que están expuestos. Hay una ley nacional donde tiene que quedar constancia a quién se le aplica la vacuna. Le pedimos al Gobierno de la ciudad que informe a quien le dio las vacunas que recibió del Gobierno Nacional”, agregó.