Ciudad no mejoró la propuesta y los docentes analizan nuevas medidas de fuerza

El Gobierno porteño sostuvo su oferta de subir los salarios un 12% durante todo el año, aunque ofreció un incentivo que rondaría los 144 pesos, según los gremios. Esta semana hubo dos días de huelga y este jueves muchas aulas estarán vacías por el paro feminista.

El Gobierno de la ciudad de Buenos Aires volvió a ofrecer el 12 por ciento de aumento salarial para los docentes de las escuelas públicas dependientes del ministerio de Educación porteño, a cargo de Soledad Acuña.

Los sindicatos rechazaron la propuesta, que incluye una actualización del fondo incentivo docente que, según estimaciones de los representantes gremiales, implicaría una suba de 144 pesos.

Es por eso que, después del paro de 48 horas realizado este lunes y martes, ahora los trabajadores analizar lanzar nuevas medidas de fuerza para la semana próxima.

La propuesta oficial consiste en dos subas a lo largo de 2018, una del ocho por ciento en marzo, y otra del cuatro por ciento en agosto.

Además, en las reuniones anteriores incluyeron una cláusula de revisión en septiembre para comparar el aumento con la inflación y un plus de hasta $4.000 para los docentes que acreditaran cursos de capacitación en la escuela de maestros.

Por su parte, los gremios esperan una oferta cercana al 24% que, dicen, se puede negociar. A lo que no están dispuestos a renunciar es a la automaticidad que ofrece la cláusula gatillo.

“La cláusula gatillo es clave porque se actualiza automáticamente y es solo si perdés. En caso de que la inflación coma poder adquisitivo, se actualiza. Con eso conseguís no perder. Es lo mínimo que pueden ofrecer”, dijo a Infobae Eduardo López, secretario general de UTE, el gremio mayoritario en Capital.

A su vez, López aseguró que “analizarán medidas”. En el congreso de CTERA se estipuló que en abril habrá una marcha de docentes de todo el país. “Ese es el horizonte de mínima. Antes nos vamos a juntar a decidir qué hacemos”, advirtió.

Desde Ademys fueron contundentes sobre la nueva oferta: “Es un insulto total. Es la paritaria más baja de la historia de la Capital”, dijeron.

La continuidad de las clases, entonces, se pone una vez más en suspenso. El lunes y martes el paro nacional de CTERA afectó a miles de chicos en la Ciudad. Sin embargo, las estimaciones oficiales poco se parecen a las sindicales. Mientras que la administración porteña asegura que la huelga pasó de 36% a 32% de adhesión, UTE afirma que se mantuvo en un 90% de acatamiento los dos días.

Mañana otra vez se sentirá el paro en Capital como en el resto del país. CTERA y otros sindicatos jurisdiccionales se plegarán al paro internacional por el Día de la Mujer.