Ciudad prohíbe las parrillas callejeras cerca de los estadios durante eventos deportivos por motivos de “seguridad”

No darán nuevos permisos y revocarán los existentes.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires prohíbe que haya parrillas callejeras que vendan choripanes, hamburguesas y demás comidas en las inmediaciones de los estadios deportivos los días que haya partido.

El Ministerio de Ambiente y Espacio Público es el responsable de no renovar permisos a parrillas y carritos (sólo había nueve autorizados) y denegar nuevos “para la elaboración y expendio de productos alimenticios en las inmediaciones de los estadios de fútbol de la Ciudad en los días y horarios en que se lleven a cabo eventos deportivos”.

Desde el ministerio dirigido por Eduardo Macchiavelli indican: “Con el objetivo de regularizar el entorno deportivo y garantizar la seguridad, se suspendieron -por disposición- las inscripciones y el otorgamiento de permisos para la ubicación de puestos de comida (parrillas) durante “eventos deportivos”.

Esta acción de Ambiente y Espacio Público responde a un pedido de la subsecretaría de Seguridad Ciudadana del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño. Había pedido la reconsideración de los permisos vigentes: “Esto en línea con la implementación de estrategias generales respecto de las condiciones de seguridad en el marco de eventos futbolísticos en la Ciudad”.

Había nueve parrillas legales en funcionamiento. Cuatro había pedido renovar el permiso, pero Ciudad lo denegó. Tres tenían el permiso vencido y no solicitaron su renovación. Una tenía el permiso vigente, pero fuentes oficiales se lo anularon por motivos de “seguridad”.

El responsable de la novena parrilla obtuvo una medida cautelar a su favor. Puede vender en la calle, pero debe hacerlo a 1.000 metros de cualquier estadio en días de partido.