Ciudad propone abrir shoppings y habilitar el servicio doméstico para la nueva etapa del aislamiento

Además, continúa con su pedido ante Nación para tener actividades escolares al aire libre.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires estudia permitir la reapertura de los centros comerciales y vuelva a la actividad el personal doméstico en la nueva etapa del aislamiento social, que iniciará tras el 11 de octubre. El Gobierno nacional será quien decida si es viable retomar ambas actividades.

La Cámara Argentina de Shopping Centers (CASC) está en diálogo con el Ministerio de Desarrollo Económico y Producción del Gobierno porteño, a cargo José Luis Giusti. Le presentaron un nuevo protocolo que incluye alfombras desinfectantes, cámaras que detectan la temperatura, alcohol en gel y cartelería.

En cuanto al trabajo doméstico, estudian que las trabajadoras no utilicen el transporte público, tal como ocurre con empleos esenciales. Además, se evaluará si es viable que una trabajadora doméstica se desempeñe en varias casas distintas.

El Gobierno porteño continúa activo en pedir la habilitación de actividades escolares al aire libre. El Gobierno nacional primero rechazó reabrir los establecimientos escolares como gabinetes digitales, luego rechazó clases (apoyo escolar y lectura) en espacios públicos. Ahora Ciudad presentó un tercer protocolo para tener actividades presenciales en patios de escuelas, con prioridad en estudiantes que perdieron la continuidad pedagógica.

Ante las nuevas aperturas, la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (Ahrcc) pide la habilitación de actividades bajo techo: “Creemos que en la ciudad ya están dadas las condiciones para poder permitir clientes en los salones internos de los locales con un aforo del 50%”.

Este lunes el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, dijo que si la situación epidemiológica continúa estable se evaluará dar permisos para actividades en lugar cerrados, pero que sean amplios y que haya poca gente.