Ciudad proyecta construir en noviembre el centro de menores de Flores: calles internas, canchas y habitaciones

Fuentes oficiales indican que tendrá 12.000 metros cuadrados. Para financiarlo venderán tres inmuebles de Monte Castro, Parque Chacabuco y Balvanera, donde hoy funcionan otros institutos similares.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires proyecta iniciar en noviembre de este año la construcción del Centro Modelo de Reeducación y Reinserción Social para menores en Castañares y Bonorino, en Flores (Comuna 7). Tendrá calles internas, habitaciones, espacio de educación y canchas deportivas. Este dispositivo institucional estará destinado al cumplimiento de medidas privativas de la libertad ambulatoria, impuesta a adolescentes punibles e imputables, por la justicia penal juvenil o justicia criminal y correccional federal con asiento en la Ciudad.

Así lo confirma el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad (MDUyT) en la Contratación Menor de “servicios profesionales especializados en proyectos de paisajismo arquitectónico” por $110.000. La empresa responsable deberá hacer diseños del Centro.

En este documento oficial se expone: “Dentro del marco del Plan de Concentración de los Centros Socio‐Educativos Juveniles (CSEJ) del GCBA, implementado por el Consejo de los Derechos de las Niños, Niñas, y Adolescentes (CDNNyA), el Proyecto comprende un único Centro Modelo de aproximadamente 12.000 m2 cubiertos, a construirse en el Barrio de Flores”.

Contará con varias Unidades habitacionales repetitivas, más un Centro de Admisión y Derivación (CAD), infraestructura deportiva y área educacional. El MDUyT por encomienda del CDNNyA desarrollará el Proyecto, licitará la obra en 2019 y ejecutará la misma en varias etapas. El predio dónde se emplazará el Centro es la manzana ocupada actualmente por el EMUI, entre las calles Saraza, Rivera Indarte y las Avdas Castañares y Bonorino, con una superficie aproximada de 16.000 m2”.

“El ingreso vehicular al Centro se realizará sobre la Avda. Bonorino y el egreso por Rivera Indarte. El acceso peatonal para visitas y personal se plantea sobre la Avda Castañares. El Conjunto deberá brindar un espacio seguro y al mismo tiempo fomentar la convivencia con el barrio, alentando actividades de inclusión aspirando a compartir con el mismo sus espacios deportivos y/o educativos. El edificio prevé varios edificios exentos de Planta Baja y 1 piso: Centro de Admisión y Derivación (CAD) y Edificio para área Administrativa y Salud. Unidades Habitacionales para internos. Edificio para Educación y Deportes”, se agrega.

El proyecto para construir este nuevo Centro en Flores avanza en la Legislatura porteña mediante un proyecto de ley elaborado por el Poder Ejecutivo porteño. El Centro del Bajo Flores se sustentará “en el principio de especialización en materia penal juvenil -por encontrarse destinado a personas en una etapa crucial de su desarrollo- lo cual exige que la totalidad de los actores implicados en el abordaje institucional deben enmarcar su tarea bajo el eje de intervención socioeducativa, superando la concepción punitiva de la medida”, destacan fuentes oficiales.

Noticias relacionadas

Del mismo modo, hay otro proyecto de ley del Ejecutivo para subastar tres inmuebles donde están los dispositivos penales porteños para menores: Llona Úrsula de Inchausti (Perón 2048, Balvanera, Comuna 3); José de San Martín (Curapaligüe 727, Parque Chacabuco, Comuna 7); Manuel Rocca (Segurola 1651, Monte Castro, Comuna 10). Fueron transferidos por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación a la Ciudad en 2016.

Con los fondos obtenidos de estas tres subastas se construirá el Centro Modelo de Reeducación y Reinserción Socio Educativa de Flores.

“Son edificios públicos que por su antigüedad, estructura y disposición edilicia no cuentan con las condiciones exigidas para brindar la atención de los adolescentes en el marco de la protección integral de derechos de niños, niñas y adolescentes. Por ello, el Gobierno de la Ciudad precisa un centro modelo que deje atrás el sistema de cuidado de adolescentes bajo el viejo paradigma de la situación irregular en materia penal juvenil”, destaca el proyecto de ley.

En el caso de Monte Castro, se abre la posibilidad de conformar una “zona destinada a la localización de vivienda de densidad media, comercio, servicios y equipamiento de escala urbana”. En ese sentido, precisa que se podrá edificar un área de hasta el 60% de la superficie de la manzana, con una capacidad constructiva máxima de 45.000 metros cuadrados y 16,5 metros de altura como tope.

En el Pliego de Especificaciones Técnicas se informa que se proyecta iniciar la obra en noviembre de este año:

Deja un comentario