Ciudad proyecta construir la Línea F dentro de seis años con un préstamo de la Corporación Andina de Fomento

El presidente de la empresa estatal Subterráneos de Buenos Aires dijo que el Gobierno porteño negocia un acuerdo con la CAF, pero no descarta acuerdos Público Privado (PPP).

El presidente de la empresa estatal Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), Eduardo de Montmollin, dijo que en cinco o seis años iniciaría la construcción de la Línea F, creada por la Ley 670 de 2001 para unir Plaza Italia (Palermo, Comuna 14) y Barracas (Comuna 4). Aseguró que hay negociaciones avanzadas con la Corporación Andina de Fomento (CAF) para pedir un préstamo, pero que tampoco se descarta hacer una asociación público-privada (PPP).

“Estamos en negociaciones avanzadas con la Corporación Andina de Fomento (CAF) para obtener un crédito que nos permita financiar los estudios de ingeniería de la línea F, que es el paso previo a licitar. La decisión de lanzar una licitación dependerá de una decisión política y de seleccionar el mecanismo de financiación. Dada la situación financiera general del país y de la Ciudad, el formato que se presenta como más factible es el de asociación PPP”, dijo el funcionario a EnElSubte.

“Nuestra intención es terminar con la ingeniería y tener todo listo para comenzar la obra. Nuestros cálculos estimativos son entre cuatro y cinco años para comenzarla. Con la ingeniería detallada ya tendremos más precisiones, como el tramo por el cual se empezaría”, agregó.

Sobre obras en la Línea E, una de las más denunciadas por los usuarios, el funcionario dijo: “Ahí tenemos el déficit de servicio más severo. El compromiso que el jefe de Gobierno tomó al inicio de su mandato, que heredamos y que queremos cumplir, es de brindar una frecuencia de 3:30 minutos en hora pico para diciembre del año que viene. Queremos ir más allá. Haciendo una obra de potencia en la E podemos incorporar más trenes, con formaciones de cinco coches, que van a ser muy necesarios con el tramo nuevo a Retiro. Nuestra apuesta sería tener en el mediano plazo un 66% de trenes con aire acondicionado en la E: los Nagoya 5000 y los CNR, que sacaríamos de la línea C cuando entren ahí trenes nuevos”.

En cuanto a la construcción de la estación Sánez, cabecera sur de la Línea H en Nueva Pompeya (Comuna 4), expuso: “Sáenz es el proyecto más avanzado de todos, está todo listo para tomar una decisión. Pero esto depende también de la financiación. Aunque es un tramo corto (poco más de un kilómetro), la obra cuesta unos 200 millones de dólares debido a la complejidad del suelo en ese lugar. Una opción es que la adjudicataria actual (UTE Techint-Dycasa) la haga, aunque debería revisarse el contrato, que ya tiene varios años, o podría volver a licitarse. La extensión del Belgrano Sur también obliga a replantearse las prioridades frente a otras inversiones: por prácticamente el mismo dinero podemos renovar toda la flota de trenes de la línea C y asegurar una frecuencia de 2:15 en hora pico con el CBTC operativo. Esto nos permitiría atender mucho mejor a la gente que viene de la zona sur y suroeste del Gran Buenos Aires.